Una nueva amenaza climática debería preocupar a los espectadores del eclipse solar en EEUU

Cortesía

 

El muy esperado eclipse solar total se acerca rápidamente, pero apareció un nuevo inconveniente en el pronóstico del tiempo para el evento del lunes.

Por CNN





Es posible que se produzcan tormentas eléctricas severas en partes de las llanuras del sur y del valle del Bajo Mississippi, incluso en la trayectoria de la totalidad. Estas tormentas podrían oscurecer la vista para algunos, pero es más probable que traigan riesgos para los viajeros después del eclipse.

La totalidad, cuando la Luna bloquee por completo al Sol, ocurrirá a lo largo de un camino de más de 160 kilómetros de ancho desde Texas hasta Maine, pasando por ciudades como Dallas, Indianápolis, Cleveland y Buffalo, en el estado de Nueva York.

Partes de Texas, incluida Dallas, Oklahoma, Arkansas y Louisiana corren un mayor riesgo de sufrir tormentas eléctricas destructivas el lunes, especialmente durante las horas de la tarde, según el Centro de Predicción de Tormentas. Es posible que haya vientos destructivos, granizo, lluvias torrenciales e incluso un tornado.

CNN Weather

 

Las tormentas eléctricas severas generalmente cobrarán vida más tarde en el sur de EE.UU., después de que el calor diurno alcanza su punto máximo, impulsado por un cielo prácticamente despejado.

Por lo tanto, el desarrollo de cualquier tormenta violenta podría retrasarse el tiempo suficiente para que los observadores del eclipse en el área de amenaza puedan obtener una vista decente del fenómeno entre las 1:30 p.m. y las 2:00 p.m. CDT en su recorrido por la región.

Cualquier persona atrapada en el tráfico posterior al eclipse el lunes por la tarde o la noche en el noreste de Texas, el sur de Oklahoma, el suroeste de Arkansas y el noroeste de Louisiana podría correr el riesgo de sufrir tormentas eléctricas destructivas.

Se estima que 20 millones de personas en EE.UU. viajaron a otra ciudad para ver el eclipse solar total de 2017 y, como resultado, hubo un aumento significativo en los riesgos de tráfico, según un estudio reciente. Se espera que millones más viajen para el eclipse del lunes, ya que la trayectoria de la totalidad será de 64 a 80 kilómetros más ancha que la trayectoria de 2017.

El pronóstico actual de nubes no es ideal para otros lugares en el camino de la totalidad.

Es demasiado pronto para decir exactamente cuándo y dónde se formarán nubes el lunes, pero a medida que el evento se acerca, se empieza a tener una mejor idea de los patrones climáticos generales.

El mismo sistema de tormentas que causa el riesgo de tiempo severo del lunes también podría enviar aire húmedo desde el norte del Golfo de México a partes de los valles de Tennessee y Ohio. Esto podría conducir potencialmente a un incremento de la nubosidad en ambas regiones y podría obstruir las vistas de la totalidad.

Lea más en CNN