“¡Móntame en una patrulla y me corto las venas!”: migrantes fueron hostigados por agentes en la frontera sur de EEUU (VIDEO)

Personal del Instituto Nacional de Migración (INM) y un grupo de migrantes dialogan tras un enfrentamiento. Crédito: Luis Torres | EFE

 

Un grupo de al menos 30 migrantes que intentaban pasar la frontera por el punto 36 entre Ciudad Juárez, México, y El Paso, Texas, en Estados Unidos, recibieron a pedradas a un convoy de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM).

Por El Diario NY





Los migrantes argumentaron que desde la noche del lunes los han hostigado e inclusive denunciaron la lesión de un niño en la cabeza.

Aunque los agentes del INM no repelieron las agresiones, sí forzaron a los migrantes a irse del sitio y los acompañaron hasta un grupo de periodistas por la orilla del Río Bravo, hacia oriente, por unas 6 millas.

Los solicitantes de asilo, de diferentes países, aprovecharon la oportunidad para quejarse de delitos cometidos en su contra y solicitaron la presencia de organismos humanitarios.

Desde el inicio de la semana un grupo de más de 100 agentes de Migración llegaron a la ciudad y comenzaron un operativo para evitar que los migrantes hagan campamentos o se instalen en la orilla del río Bravo.

El martes en la mañana el grupo de personas esperaban para cruzar el río cuando cerca de 30 agentes de INM se apersonaron en seis vehículos, que fueron recibidos a pedradas y posteriormente hubo un altercado verbal.

“¡Móntame en una patrulla y me corto las venas, estoy cansado de que nos roben ustedes mismos!”, retaba un migrante a los oficiales que los llevaban por la orilla del río.

En el recorrido, una de las mujeres del grupo se desmayó y uno de ellos cayó por una lesión en el pie.

“Los mismos agentes de Migración nos entregaron al cártel, nos robaron, al primo mío le quitaron la cédula de identidad los de Migración y le exigieron 5,000 pesos (unos $300 dólares) para que se la regresaran”, reclamó otro de los migrantes.

Una mujer médico proveniente de Venezuela, identificada como Ge Mirazocar, dijo que el lunes en la noche los funcionarios de Migración los atacaron.

“Es indignante lo que nos están haciendo las autoridades mexicanas. Yo fui secuestrada por Migración en el famoso viaje de La Fortuna, donde me quitaron 6,000 pesos (unos $365 dólares) y mi teléfono, también nos agarró el cártel, la policía estatal también te detiene y te quita plata y amenaza con deportarte si no les pagas”, expresó la profesionista.

Manifestó que ella y su hijo, así como otros menores de edad del contingente, llevan seis días sin comida ni agua.

“Cuando vino la prensa le empezaron a dar agua a los niños, a uno le dieron con un peñón (piedra) en la cabeza. Uno viene a apoyarse en las autoridades mexicanas, pero aquí no se puede. Te lanzan a Tapachula, a Bello Horizonte o a Tabasco”, dijo.

Por su parte, Alberto Rafael González Méndez, quien llegó de Venezuela hace cinco días, denunció que en el enfrentamiento con los agentes de Migración los amenazaron con trasladarlos a Tapachula, pero cuando llegaron los medios se abstuvieron.

Lea más en El Diario NY