Dolor en Míchigan: niño de seis años mató a otro de cinco tras hallar una pistola

Activistas se manifiestan contra la violencia armada frente al Capitolio de Estados Unidos el 6 de junio de 2022 en Washington, DC. Drew Angerer – GETTY IMAGES NORTH AMERICA

 

Un niño de cinco años murió el lunes luego de que él y otro chico de casi su misma edad hallaran una pistola cargada en la vivienda de su abuelo en el oeste de Michigan, según informó este miércoles la policía.

Por La Nación 





El hecho ocurrió en Garfield Township, en el condado Newaygo, en el estado de Michigan, Estados Unidos. Esto fue seis semanas después de que entrara en vigencia una ley en esa jurisdicción que obliga a los propietarios mantener sus armas bajo candado cuando haya menores de edad cerca.

“Los agentes están en la escena en una residencia en Garfield tras un informe de un niño que murió trágicamente por una aparente herida de bala”, informaron las autoridades en redes sociales.

“La investigación inicial revela que dos niños encontraron un arma de fuego en el dormitorio de la casa de sus abuelos. Un niño de seis años tenía en su poder el arma de fuego cuando se disparó y mató al niño de cinco años” completaron.

“Esta familia está de luto”, dijo la teniente policial Michelle Robinson a la emisora WZZM-TV.

Las infracciones de la nueva ley sobre almacenamiento de armas acarrean distintas penalidades, dependiendo de los pormenores de cada caso y de si una persona murió o resultó herida. En febrero, un hombre en Flint fue la primera persona es ser indiciada bajo esa ley, cuando su hija de dos años obtuvo acceso a una pistola y se lastimó.

En Estados Unidos, 21 estados tienen leyes que permiten entablar cargos criminales contra quienes no se aseguren de que un arma sea inaccesible para menores de edad, según el Giffords Law Center to Prevent Gun Violence.

Un caso similar

Hace casi un año, una trágica muerte conmocionó la ciudad de San Diego en Estados Unidos al conocerse que un niño de tres años mató por accidente a su hermana de apenas 12 meses mientras jugaba con un arma de fuego. Según informaron las autoridades a cargo de la investigación, el pequeño se comunicó con la estación de policías, luego de marcar al 911, y pidió asistencia. La beba fue llevada de urgencia al hospital, pero murió por las heridas que sufrió en la cabeza.

El siniestro episodio ocurrió el 17 de julio en la mencionada ciudad del estado de California. Allí, alrededor de las 19.30 dos niños quedaron solos en un casa ubicada en la calle Fallbrook1100 en el barrio de Fallbrook, y el niño de tres años encontró un arma de fuego y se puso a jugar con ella, cerca de su hermana. Fue entonces, que se disparó por accidente e hirió de gravedad en la cabeza a la niña, según estimó en un comunicado del Departamento del Sheriff del Condado de San Diego.

En ese momento, ante la grave situación, el niño utilizó el teléfono del hogar para pedir ayuda al número de emergencias. Una vez que llegó la patrulla al sitio, constataron que efectivamente el llamado fue realizado por el bebé y que en el suelo yacía la niña con una herida en la cabeza.

Lea más en La Nación