Abierto un canal temporal para los buques que retiran escombros del puente de Baltimore

Vista del barco carguero que hace unos días derribó el puente Francis Scott Key en Baltimore, mientras buzos ayudan a las cuadrillas con la complicada operación de retirar acero y concreto, el domingo 31 de marzo de 2024. (Fotos AP/Mike Pesoli)

 

La Guardia Costera de Estados Unidos abrió este lunes un canal temporal alternativo y exclusivo para las embarcaciones que limpian los escombros del colapsado puente de Baltimore como parte de una operación para que la vía principal que conduce al puerto de dicha ciudad recupere su actividad habitual.

Este canal temporal, ubicado en el lado noreste del canal principal, tiene una profundidad de control de más de 3 metros (11 pies), así como más de 80 metros (264 pies) de ancho y casi 29 metros (95 pies) de largo, informó la Guardia Costera del estado de Maryland.





“Este es un primer paso importante en el camino hacia la reapertura del puerto de Baltimore”, declaró en un comunicado el capitán y comandante de esa división, David O’Connell.

Las operaciones para remover una primera porción del siniestrado puente, que cayó el pasado martes cuando un carguero chocó contra uno de sus pilares, dieron comienzo el sábado a cargo de equipos especializados que cuentan con el apoyo de la grúa más grande de la costa este de EE.UU.

Esta captura de pantalla, cortesía de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte tomada el 27 de marzo de 2024, muestra parte del marco de acero del Puente Francis Scott Key encima del buque Dali después de que el puente se derrumbara en Baltimore, Maryland.

 

El carguero, llamado Dalí, y su tripulación de poco más de una veintena de marineros, se hallan desde el martes varados en medio de unas 4.000 toneladas de escombros y pedazos de metal, algunos de los cuales cayeron sobre la cubierta y estropearon algunos contenedores.

Las labores de retirada de escombros se harán casi pieza a pieza, por lo que, como alertaron las autoridades, aún no se puede programar una fecha tentativa para la reapertura del tráfico marítimo.

Además, la zona de seguridad de más de 1.800 kilómetros (2.000 yardas) alrededor del puente Francis Scott Key sigue en vigor para proteger al personal, los buques y el medio marino y también hay restricciones temporales de vuelo impuestas por la Administración Federal de Aviación que prohíben al público el uso de drones a cinco kilómetros y medio (3 millas náuticas) alrededor de la zona.

En el accidente perecieron seis personas, todas ellas trabajadores latinoamericanos que en el momento del suceso se hallaban realizando tareas de parchado del asfalto.

Los equipos de rescate lograron recuperar dos cadáveres y el gobernador de Maryland, Wes Moore, reiteró el pasado domingo que en cuanto las condiciones lo permitan, los buzos retomarán las labores de búsqueda de los otros cuatro.

EFE