No fue un meteorito, fue el chavismo… lo que dejó el desastre “rojito” en Maturín

Los residentes de la zona señalan que lo hecho por el ayuntamiento fue un “parapeto”.

 

 

 

Como si un meteorito hubiese caído en un tramo de la calle Barreto de Maturín, así dejó la alcaldía chavista la vía tras la “reparación” de un colector de aguas negras que desde hace más de un año afecta a los vecinos y transeúntes.

Corresponsalía lapatilla.com

Los residentes de la zona señalan que lo hecho por el ayuntamiento fue un “parapeto”.

Aseguran que la mega tronera quedó peor que como estaba antes, ya que ahora no hay paso por esa arteria vial y existe temor por un colapso mayor debido a las lluvias.

A pesar de que la semana pasada, la alcaldesa chavista, Ana Fuentes, inauguró una cancha deportiva cerca de la zona, ni se enteró de esta situación, porque la pasaron por otra calle.

Los residentes de la zona señalan que lo hecho por el ayuntamiento fue un “parapeto”.

 

 

“Esta calle lo que hicieron fue destrozarla y dejarla peor de como estaba. Ahora es más peligroso porque hay una escuela a una cuadra y un niño puede caer allí. Eso no tiene ningún tipo de señalización que advierta del peligro que tiene más de un año y no le han hecho nada”, denunció Lourdes Álvarez, vecina del sector.

Agregó que lo único que ha hecho el gobierno regional es pintar las fachadas de las casas, mientras que la vía antes señalada continúa obstruida de escombros y basura.

Señaló que la mayor petición de los vecinos es que reparen de una vez por toda esa tubería de aguas servidas y obviamente la calle “antes que los pañitos de agua tibia que están poniendo”.

“Los vecinos no quieren que les pinten la fachada de sus casas, lo que quieren es que reparen ese mega hueco. Si llueve más fuerte, será peor porque la calle se va a abrir más y ahí sí es verdad que no habrá paso para ningún lado”, precisó la ciudadana.