EN VIDEO: Los detalles desconocidos del trágico accidente que enlutó a La Guaira

Los detalles desconocidos del trágico accidente que enlutó a La Guaira

 

 

 

La Guaira se encuentra sumida en un profundo dolor tras el brutal accidente que tuvo lugar el pasado viernes 3 de noviembre, dejando un saldo trágico de tres víctimas mortales y 9 personas heridas.

Por Ana C. Guaita Barreto / Corresponsalía lapatilla.com

El accidente ocurrió, según explican algunos testigos, por una presunta falla mecánica y las imágenes del fatídico suceso corrieron como pólvora a través de las redes sociales: la unidad quedó envuelta en llamas por el terrible accidente.

Emmanuel Fagúndez, tío de dos de los fallecidos, compartió su testimonio con nuestro equipo de corresponsalía en La Guaira para dar a conocer los desgarradores momentos que vivió su familia durante el fatídico suceso.

Según relata Fagúndez a lapatilla, el accidente ocurrió cuando el autobús en el que viajaban sus seres queridos se quedó sin frenos, impactando violentamente contra un poste y posteriormente contra un vehículo particular en la Calle Nueva en la urbanización 10 de Marzo de la parroquia Carlos Soublette.

El vehículo se volcó hacia el lado de la puerta, dejándola completamente bloqueada y dificultando la salida de los pasajeros atrapados en su interior.

Desgarrador relato

“Mi hermana me cuenta que intentó desesperadamente sacar a mi sobrina, pero lamentablemente no pudo lograrlo. Ella salió del autobús con quemaduras de tercer grado en todo su cuerpo”, relata Fagúndez con profundo pesar en su voz.

Posteriormente y pese al estado en el que se encontraba, Carmen, la hermana de nuestro entrevistado, logró ir hasta su casa y una vecina llamó a Emmanuel para informar sobre las condiciones en las que estaba la víctima.

Ante esta situación, otro conocido la trasladó hasta el hospital Rafael Medina Jiménez, conocido como el Periférico de Pariata, en condiciones críticas para recibir atención médica.

Al ver a su hermana, Fagúndez recuerda las desgarradoras palabras que pronunció: “La dejé ahí en el autobús, se estaba quemando, no pude salvar a mi hija”. En medio de su dolor, su hermana también expresó su deseo de no morir en un hospital, sino en su hogar y por eso había tomado la decisión de irse a casa luego del accidente.

Por deseo de la familia, se le había ocultado la noticia del fallecimiento de su hija Yannina, pero al enterarse, su estado de salud se agravó y fue ingresada nuevamente a terapia intensiva para su estabilización.

Yannina Mayora, hija de Carmen y madre de la segunda víctima mortal en el accidente, tenía más del 90 % de su cuerpo calcinado y su cadáver pudo ser reconocido por la particularidad de sus pies, pues su rostro y el resto de sus extremidades estaban carbonizadas y fue imposible para Emmanuel hacer el reconocimiento.

“Me armé de valor y la vi”, dijo nuestro entrevistado con lágrimas en sus ojos.

Carmen Rodríguez, de 42 años, la madre y abuela de las víctimas, quien presenta quemaduras en el 75% de su cuerpo, se encuentra hospitalizada actualmente en proceso de recuperación y tiene prohibidas las visitas.

“Nació y murió al mismo tiempo”

Emmanuel Fagúndez también compartió con nuestro equipo de lapatilla detalles desgarradores sobre el bebé que su sobrina Yannina llevaba en su vientre.

“Mauricio Josué nació y murió al mismo tiempo. Fue un parto no natural”, revela con voz entrecortada. Según las autoridades, este hecho sin precedentes en el estado ha dejado consternados a todos aquellos que han conocido el caso.

De acuerdo con el informe médico al que tuvo acceso nuestro equipo, el neonato “nació, respiró y murió calcinado”.

Yannina tenía 39 semanas de embarazo y el próximo 7 de noviembre tenía pautado el nacimiento de su bebé, que completaría su pequeña familia conformada por su pareja sentimental y otra pequeña de apenas 5 años de edad.

El relato de Emmanuel Fagúndez muestra la angustia y el sufrimiento que esta familia ha experimentado desde el minuto 1 debido a esta tragedia, sin embargo, dentro de este trágico suceso, el apoyo, las oraciones y el acompañamiento no ha faltado.

Fagúndez comentó que varios familiares y amigos han estado presentes en todo el proceso y agradeció profundamente al director del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) La Guaira, Dr. Roberto González, quien estuvo al mando en el caso para realizar los trámites correspondientes.

El pequeño Mauricio Josué, como fue llamado por su tío, tuvo que ser presentado ante el registro civil de La Guaira, puesto que en Maiquetía un apagón dejó sin energía eléctrica la sede de la oficina del organismo; por tanto las registradoras Bellys Flores y María Jurado debieron trasladarse hasta la antigua casa de Gobierno para ejecutar el papeleo… y así fue.

Trámite tras trámite

En vista de que el bebé nació vivo y posteriormente murió, para obtener un acta de defunción, primero era necesario hacer el registro que hiciera constar que el niño había llegado al mundo con vida.

Los familiares de las víctimas mortales se dedicaron este sábado 4 de noviembre a cumplir con estos procedimientos que abarcaban el registro de nacimiento, posteriormente la presentación del niño ante el registro civil y como último paso, la obtención del acta de defunción donde se explica que una vez que nació, lamentablemente murió.

Fagúndez comentó que, una vez que lograron realizar estas gestiones, quedaba pendiente el tema más doloroso: el entierro de ambos cadáveres.

Emmanuel recibió una llamada anónima en la que una persona, en representación de algunos personajes de la Gobernación del estado, se ofrecía a canalizar y a correr con todos los gastos que implicara el sepelio de las víctimas de este trágico accidente.

Denuncia

De acuerdo con las versiones de algunos testigos del hecho, la unidad de transporte público involucrada en el suceso contaba con dos tanques de gasolina y “afortunadamente” solo uno de ellos explotó. Según explicaron, del segundo tanque lograron recuperar 20 litros de combustible.

Testigos se cuestionan por qué un autobús que tiene en su interior dos tanques de gasolina, no cuenta con un extintor de incendios para estos casos de emergencia.

Los familiares de las víctimas hicieron un llamado a tomar conciencia ante estas tragedias que enlutan a las familias, no solo en Vargas, sino en el mundo entero.