En Falcón vuelven a aplicar el plan "pico y placa"… pero sin gasolina - LaPatilla.com

En Falcón vuelven a aplicar el plan “pico y placa”… pero sin gasolina

Bomba dolarizada en Coro. Fue la única donde llegó hoy gasolina

 

Desde este miércoles 7 de junio, en el estado Falcón se aplica el plan “pico y placa” para atender a los usuarios que deseen surtir combustible subsidiado. Sin embargo, en la mayoría de las estaciones de servicios no hay gasolina, ya que Pdvsa no la ha suministrado.

Por Corresponsalía lapatilla.com





A esto se suman las estaciones de servicios dolarizadas o Premium, que son mayoría en la entidad, a las que tampoco ha llegado el combustible, y muchos usuarios esperan en cola para abastecer sus vehículos de gasolina, aunque esto signifique pagarla a precio internacional.

La producción de combustible en las refinerías Amuay y Cardón, que forman parte del Complejo Refinador de Paraguaná (CRP), está paralizada por daños en los equipos. En Amuay está parada la planta catalítica (Dcay), principal productora de gasolina, ya que se dañó el generador de energía desde hace tres meses y aún esperan por los refractarios que prometieron que estarían listo para el 29 de mayo.

Durante la primera semana de junio, se paralizó la planta catalítica de Cardón, la única que mantenía la producción de gasolina para el mercado interno de Venezuela. Este sufrió daños por segunda vez en el compresor. Con esta falla quedó paralizada la producción de combustible en las dos refinerías más grandes de Venezuela.

Esto se ve reflejado en las innumerables colas que se registran en todo el país, y Falcón no escapa de esta realidad, aunque las refinerías están ubicadas en la región. Desde el pasado lunes 5 de junio la gasolina no llega con normalidad ni siquiera a las estaciones de servicios dolarizadas, donde no se registraban colas desde hace meses.

Aunque estas últimas aún no han puesto restricciones en el suministro, como la cantidad a surtir por vehículo, en las pocas que ha llegado combustible desde el pasado lunes, se acaba muy rápido, porque los usuarios buscan llenar sus tanques ante la escasez y muchos vehículos se quedan en cola en espera del carburante.

La situación empeora en las estaciones de servicios subsidiadas, donde los usuarios pasan hasta cinco días en cola en espera de abastecer sus vehículos. Tanto en Punto Fijo, principal ciudad de Paraguaná, como en Coro, capital de Falcón, las colas son muy largas y los usuarios no pueden pernoctar en el lugar, porque la policía municipal lo impide, haciendo cumplir una ordenanza regional que no permite las colas en las calles y avenidas en la noche.

“Esto se ha convertido en un desgaste total, no hay gasolina, y uno hace cola y la policía nos corre o nos detienen, graban las colas y muchos quedamos por fuera. De paso, la gasolina tiene cuatro días que no llega en esta estación de servicios, es decir, que ahora como es por terminal de placa, perdimos la cola si no nos toca”, dijo Carlos Alberto Morillo, conductor que esperaba surtir en la estación de servicios Carora, ubicada en la entrada de Punto Fijo.

En la ciudad de Coro tampoco había gasolina. En las estaciones de servicios dolarizadas solo llegó en la bomba Lara, que tenía al menos 400 vehículos en espera. En las subsidiadas no llegó combustible este miércoles 7 de junio.

En la estación de servicios Km7, ubicada en la capital falconiana, se registró una protesta este miércoles. Los usuarios que acudieron para ser atendidos por el terminal de cédula, no recibieron combustible, porque iban a atender a los que tenían días en cola.

“No hay un respeto por el usuario, nadie nos defiende, todo es una matraca y una desatención que uno no sabe qué hacer. Hay problemas de agua, luz, gas y ahora tampoco hay gasolina”, dijo María Jesús Osteicochea.

Falta poco para que se paralice el transporte

 

En el Km7 protestaron por segundo día consecutivo por la falta de gasolina

 

Emidio Do Lorito, representante del transporte público en la Península de Paraguaná, dijo que aunque el transporte público tiene una bomba para surtir, a su sindicato que atiende 11 líneas de transporte, solo le otorgan 1.000 litros diarios, lo que solo alcanza para cinco busetas que son unidades masivas.

“La mayoría de los transportistas hacían cola en las estaciones de servicios subsidiadas para poder trabajar. Ahora con el plan pico y placa se pone ruda la cosa, porque no los atenderán sino el día que les toque por terminal placa. Aún no sabemos qué va a pasar con la gasolina, pero es lamentable lo que estamos viviendo”, dijo.

En Falcón hay dos estaciones de servicios que atienden solo al transporte público, pero la cantidad que llega no alcanza para atender a todas las unidades y los transportistas buscaban otra opción para no quedarse sin trabajar. Ahora con el plan pico y placa serán muchos los transportistas afectados.

En Paraguaná, donde están las dos refinerías más grandes del país, existe una gran incertidumbre. Se han creado grupos de WhatsApp para informar dónde y cuándo llega la gasolina y los usuarios se han dedicado a perseguir el suministro para poder llenar sus vehículos. También hay personas que han escrito en estos grupos para pedir gasolina revendida o “bachaqueada” y ofrecen pagarla hasta en un dólar, el doble de su precio internacional.

 

En Punto Fijo solo están vendiendo por terminal de placa y en las estaciones premium venden lo que va llegando