En los últimos años las mujeres viene mostrando más participación en delitos violentos, según OVV Mérida

En los últimos años las mujeres viene mostrando más participación en delitos violentos, según OVV Mérida

 

Según la evidencia científica, ya sea que las estadísticas presenten casos a escala local, regional, nacional o internacional, siempre son los hombres los que, abrumadoramente, copan la escena delictiva sobre todo cuando se trata de delitos violentos, bien sea como victimarios o como víctimas. Esto lleva a decir, de manera metafórica, que “la violencia tiene rostro masculino”.

A pesar de lo anterior, una reciente investigación enfocada en abordar a la mujer como victimaria, encontró “una aparente tendencia a que el género femenino, al menos en los últimos años, viene mostrando cada vez más participación en delitos violentos, incluso, también en delitos no violentos que tienden a ser mayor en número y diversidad”, según aprecia el Observatorio Venezolano de Violencia en Mérida (OVV Mérida), responsable del referido estudio, el cual se desarrolló en esta entidad andina.

De manera más amplia, es importante precisar que la investigación en Mérida se realizó en el marco de un estudio nacional bajo el mismo enfoque, conducido por el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) central, encargado de sistematizar la información nacional sobre violencia interpersonal a partir del monitoreo de sus 15 sedes regionales, entre las que se cuenta la merideña. La investigación lleva por nombre Violencia, Desigualdad y Género.

Ese interés se sustentó en la evidencia de que en los últimos años (2015-2022), el monitoreo de casos de violencia interpersonal en toda Venezuela apunta a un aparente incremento de la participación activa de la mujer en delitos violentos (asesinatos, infanticidios, robos, abusos sexuales, agresiones, entre otros), así como también en la consumación de delitos no violentos (hurtos, tráfico de drogas, estafas, entre otros).

De allí la idea de emprender una investigación amplia cuyo objetivo fue el de conocer y analizar los factores que han llevado a cierto número de mujeres a asumir el rol de victimarias en el ámbito familiar, delincuencial y dentro de los organismos policiales, en un contexto de desigualdad social y violencia.

De entrada, según estableció el equipo de investigación, es posible indicar que los factores que permiten comprender esa tendencia a un rol más activo de las mujeres en calidad de victimarias, son múltiples y la mayoría son comunes para tratar de explicar la ejecución de delitos violentos y no violentos, donde la emergencia humanitaria compleja que vive la región y el país, combinada con factores de índole individual, familiar, comunitarios, de relaciones extrafamiliares, institucionales y sociales explicarían tales propensiones.

Nota de prensa