Economistas prevén que el 2023 será un año “difícil” y el venezolano debe estar preparado

Una mujer muestra billetes de dólares, en Caracas (Venezuela), en una fotografía de archivo. EFE/Rayner Peña.

 

La crisis económica que en estos momentos afecta al mundo debido a los grandes cambios producidos por la pandemia del coronavirus y los efectos de la guerra entre Rusia y Ucrania cada vez son mayores, las grandes potencias han visto cómo sus ingresos se han disminuido y eso se ha reflejado en los más desfavorecidos. 

lapatilla.com / Roy Andazol 

Para los expertos, la debilitada economía de Venezuela no está exenta de estas problemáticas por estar apalancada directamente a los cambios de los precios del petróleo, rubro de preferencia del país y que según estimaciones podría estar en caída libre para 2023.

El profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), Daniel Lahoud, sugirió a la población prepararse para estos efectos económicos que sin duda alguna traerán dificultades en la sociedad.

El año 2023 será un año difícil porque los precios del petróleo apuntan hacia la baja y eso nos va afectar, yo creo que hay que tomar previsiones al respecto porque el gobierno no ha hecho los ajustes fiscales que se requieren y probablemente habrá incidencias de aumento de precios en bolívares que nos van a afectar a todos. A finales de 2023 la economía puede recuperarse dependiendo de lo que ellos hagan“, dijo.

 

Daniel Lahoud, economista. El Impulso, Foto.

 

Refirió que hay que tener muy en cuenta lo que sucede en la economía estadounidense debido a que ellos son los originadores de los precios del petróleo.

“El precio del petróleo sigue mucho la economía norteamericana, cuando la economía de ellos se cae marca una influencia sobre nosotros”, añadió.

Lahoud enfatizó que los ciudadanos deben cubrirse en dólares para resistir los cambios e invertir en la bolsa por la inflación.

“Esto puede ser una estrategia para aguantar estos efectos”, añadió.

El especialista contempló que independientemente de lo que suceda en términos políticos no es mal augurio que se abran los espacios de diálogo con los Estados Unidos para las mejoras del país.

“Nosotros ya perdimos mucho desde la llegada de Hugo Chávez, Venezuela en el pasado apoyó a los Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, antes teníamos un acuerdo tácito con ellos y antes importábamos libremente”, cerró.