“Lo más duro es no poder ayudar a todos”: en Ciudad Guayana una fundación alimenta la esperanza de niños desnutridos

 

En medio de la grave crisis económica y humanitaria que vive Venezuela, los más perjudicados son los niños. En 2017, Thais Marín, una activista social de Ciudad Guayana, observó esta situación y pasó de la tristeza a la acción. El 17 de noviembre de ese mismo año creó una fundación llamada “Venezuela con nombre de Mujer”, para ayudar a los más pequeños que sufrían en medio de la dictadura chavista.

Por Corresponsalía La Patilla

Hubo un caso en especial que fue el origen de la iniciativa y que finalmente la impulsó. Se trató de una niña llamada Nancy, sola y sin sus padres, que padecía un agudo cuadro de desnutrición y estaba recluida en el hospital Dr. Raúl Leoni Otero de San Félix.

“Esta niña estaba en emergencia del Menca de Leoni y ahí me fui a saber de ella y llevar algo de comida. Con ella me enganché y seguí ayudando, pero vi que no era solamente ella. Muchos necesitaban ayuda. Y comencé a buscar ayuda para abarcar más niños”, dijo Marín a La Patilla.

Actualmente en la fundación trabajan solo dos personas. Antes eran cuatro, pero dos emigraron de Venezuela. “La labor es ayudar. Visitar hospitales, ver qué niño necesita ayuda y ayudar. También visitamos asilos de ancianos y llevamos comida. Visitamos personas que nos piden ayuda por la página. Salimos a repartir comida a quienes buscan en la basura y todos aquellos que Dios ponga en nuestro camino y que necesite una mano”, comentó la activista.

Sin embargo, lo más duro es no poder ayudar a todos. “No es una labor fácil. Quisiéramos tener muchísimo más para ayudar a todos, pero a veces no podemos. Trabajamos con donaciones. Publicamos los casos y pedimos ayuda. Agradecemos a todos esos ángeles que dan su aporte, porque es gracias a ellos que podemos hacer este trabajo. Lo más difícil fue en época de pandemia que todo mermó y, bueno, fue muy difícil ayudar. Pero acá seguimos con mucha fe. Porque Dios siempre abre puertas”, aseguró.

Válvulas para hidrocefalia

 

 

A lo largo de estos cinco años, en la fundación han vivido muchas experiencias esperanzadoras, como cuando han logrado salvar a niños desnutridos. También han logrado obtener válvulas para infantes con hidrocefalia. “Tenemos muchos ahijados, porque donamos muchas válvulas. Verlos sanos y bien es una alegría. Recibir mensajes y fotos de estos pequeños mostrando lo sanos que están nos llena el alma. Pero la bendición más bonita fue ver a Nancy hermosa y seguir estando a su lado después de pasar momentos muy duros y pensar que la perdíamos. Ella ha sido mi maestra de vida”, expresó Marín.

Es que la huella que dejó esa primera niña que vio en el hospital es imborrable, dice la activista. Tanto así que quiere adoptarla, aunque el trámite es engorroso y un tanto cuesta arriba, porque la niña está indocumentada. “El caso está en la Lopnna. La niña no tiene papeles de ningún tipo, es decir, ella no existe en la sociedad y su mamá está en las minas y no saben nada de ella. Yo quiero un mejor futuro para Nancy. Estaba con un tío, pero gracias a Dios ahora está con un hermano mayor, y está mejor y puedo verla”, relató.

A Thaís se le quiebra el corazón cada vez que ve historias similares a la de la pequeña Nancy. “Venezuela está dividida en dos: los que pueden y los que no tienen nada. Los hospitales son cada día más duros y muchos sufren, sobre todo los niños. Por eso hay que ayudar, dar, servir, compartir para poder superar juntos momentos difíciles. Tenemos que salvar a los niños que, sin tener culpa, todos los días parten al cielo con Dios”, indicó.

También invita a las personas a ayudar sin juzgar. “No debemos cuestionar, sino abrazar. Si bien es cierto que debemos parar la natalidad, también se trata de una cuestión de cultura y educación, y no todos la reciben. Así que no juzguemos si un pequeño nació, eso es porque así lo quiso Dios. Ayudemos a ese pequeño que está aquí y que no tiene culpa y nos necesita”, expresó.

Quienes quieran ayudar a la fundación “Venezuela con nombre de Mujer” pueden ponerse en contacto a través de la cuenta en instagram @Venezuela_con_nombre_de_mujer_ y por el teléfono 04148891491.