La quema de basura en comunidades de Puerto Ordaz, una práctica cada vez más frecuente (FOTOS)

 

Más de 2 mil familias hacen vida en el sector de Los Olivos, en Puerto Ordaz, al sur de Venezuela. En su mayoría personas de la tercera edad. Su calidad de vida se ve vulnerada por situaciones que van desde fallas en el servicio de agua por tubería hasta deficiencias en la conexión a internet.

Por Pableysa Ostos / Corresponsalía lapatilla.com

Habitantes del sector señalan que una de las problemáticas que predomina es la ineficiencia en la recolección de desechos, lo cual hace que los afectados recurran a la quema de la basura, generando no solo malestar entre los vecinos, sino que también afecta al medio ambiente.

 

 

“Se le ha enviado cartas, específicamente de dos consejos comunales solicitando que se normalice la recolección de los desechos sólidos, porque se presenta un estado ya crítico, pero se sigue sin respuestas”, destacaron.

Denunciaron que las consecuencias de la quema de desechos de basura se ha ido extendido por toda la urbanización.

 

 

Otra falla preocupante, la cual también han denunciado a los entes competentes, es unos cables de CANTV caídos desde hace más de 4 meses en la carrera España, situación que tiene a varias casas sin internet, sin tono telefónico o ambos.

También denunciaron tener drenajes obstruidos con desechos sólidos. “Cumplen ya una década sin ser atendidos. Se arman lagunas en distintas calles, por ejemplo, en la calle Portugal, la cual desde hace al menos 10 años sigue reapareciendo en cada temporada de lluvias”.

“A pesar de los intentos por drenarla y la construcción de un muro para desviar el flujo de agua, ha sido imposible evitar que la entrada de tres viviendas se vean anegadas”, agregaron los afectados.

 

 

Y sobre el agua por tubería, no son la excepción. Al igual que en otros sectores de Ciudad Guayana, el agua está ausente en varias de las casas del urbanismo y recurren a camiones cisternas para solventar la situación.

Habitantes de Los Olivos reiteraron su llamado a los entes correspondientes para que se aboquen a solventar las carencias que presentan desde hace varios años en el sector, recordándoles que son más de 2 mil familias afectadas entre niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad.