Régimen chavista se olvidó hasta de sus propias universidades como la Ludovico Silva en Monagas

Cortesía

 

El deterioro de las universidades públicas producto del abandono del chavismo se hace evidente no solo en las casas de estudio autónomas y aquellas construidas en la mal llamada revolución. Tal es el caso de la Universidad Politécnica Territorial del Norte de Monagas “Ludovico Silva” sede Punta de Mata al oeste de Monagas.

Por: Corresponsalía La Patilla

Durante los dos años que estuvo cerrada producto de la pandemia, el hampa “hizo fiesta” ya que se llevaron aires acondicionados, desmantelaron los laboratorios y el cableado fue hurtado, razón por la que no cuentan con electricidad.

Cortesía

 

La concejal por la unidad del municipio Ezequiel Zamora, Rosa Febres, contó que tras una visita a esta universidad, pudo constatar las deplorables condiciones en que se encuentra. La edil indicó que pudo conversar con la directora de este núcleo, Roselin Carpintero, y le expresó que además de los hechos vandálicos, esta casa de educación superior presenta una serie de problemas por no contar con recursos económicos.

“Este núcleo es una extensión que depende de la sede principal que está en Caripito, donde al parecer no envían los recursos correspondientes para que funcione correctamente. El transporte es uno de los principales problemas que se deben atender porque de las cinco unidades, ninguna está funcionando. Hay estudiantes que son de El Furrial, Caicara, El Tejero, Santa Bárbara, Aguasay e incluso Maturín, que se les hace muy complicado trasladarse al no contar con transporte”, indicó Febres.

Cortesía

 

Una de las peticiones que ha hecho la directiva de esta universidad es al alcalde chavista Óscar Cedeño, para que atienda el problema de electrificación y realice jornadas de desmalezamiento en las áreas verdes. Mientras tanto, para el asunto del transporte, se conoció que estará gestionando a través de la empresa privada, reparar al menos una de las unidades que están fuera de servicio.

Por último, la concejal Febres denunció que del espacio donde funcionaría el comedor quedó solo la estructura metálica, sin embargo en Caracas, dicha obra aparece como terminada. Asimismo solo dos baños están en funcionamiento; uno para el personal y otro para los más de 400 estudiantes que allí hacen vida.