Crímenes atroces en un pueblo sin ley: bandas armadas siembran terror al sur de Venezuela

 

 

 

 

Cuando varios delincuentes, hasta ahora no identificados, arrojaron una granada en la plaza El Jobo de El Callao, en el estado Bolívar, quienes disfrutaban del Carnaval entendieron que estaban en un pueblo donde se celebran unas vistosas fiestas, pero también es una zona violenta donde ocurren crímenes atroces. Así es El Callao.

Corresponsalía lapatilla.com

El artefacto no explotó al momento. Más de 24 horas después del hecho, llegó un grupo de técnicos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), y tras una operación de dos horas, lograron realizar la detonación controlada del elemento explosivo. Los oficiales se trasladaron desde San Félix, en Ciudad Guayana, a tres horas de El Callao.

“Si eso hubiese explotado en el momento en que lo lanzaron, la cantidad de muertos hubiese sido horrible. Qué peligro”, dijo a La Patilla una vendedora de dulces que estaba cerca del lugar y pidió que se omitiera su nombre. La plaza donde fue arrojada la granada es uno de los lugares más concurridos durante Carnaval, porque es la sede de la agrupación The Same People, la de mayor renombre en el poblado minero.

 

 

Cronología de la violencia

El hallazgo del elemento explosivo es apenas una muestra de los niveles de violencia que se viven en El Callao, localidad ubicada en pleno Arco Minero del Orinoco, un proyecto extractivista del régimen de Nicolás Maduro a través del cual se explota oro y, según organizaciones ambientalistas, está devastando la Amazonía venezolana.

En junio de 2021, dos mujeres comerciantes fueron ejecutadas a balazos por hombres armados. Durante ese hecho llamó la atención que días antes del asesinato, las dos damas le habían reclamado al entonces alcalde chavista, Alberto Hurtado, por las pésimas condiciones en las que tenía al municipio y por el hambre que pasaban ellas y sus hijos.

 

En septiembre del mismo año, dos cabezas humanas fueron halladas en la plaza El Jobo, el mismo lugar en el que fue hallada la granada durante los Carnavales. Una de las asesinadas quedó identificada como Jersis Fernández; de la otra persona no se conoció el nombre.

En enero de 2022, otro hecho dantesco se registró en el pueblo: restos humanos dentro de un saco fueron encontrados en el sector Caratal. El cadáver fue identificado como Luis Carmelo Muñoz de 38 años, quien presentó varios disparos, de acuerdo con la versión policial.

¿Quién manda en El Callao?

Una de las organizaciones delictivas más conocidas de El Callao y de mayor poder es la banda de Eleomar José Vargas, alias Zacarías, y Alejandro Rafael Ochoa Sequea, alias Toto. La pandilla tiene su base principal en el sector El Perú, aunque según organismos de seguridad, también ha ganado terreno en la parroquia Chirica del municipio Caroní, una zona que está a unas cuatro horas de su centro de operaciones.

 

A través de redes sociales el grupo se exhibe con fusiles y granadas. Cabe destacar que operativos policiales realizados en la zona minera también confirman que el grupo maneja ese tipo de armamento de guerra. Se calcula que el grupo tiene más de 100 integrantes. Fuentes policiales afirman que la pandilla recluta a mineros artesanales que trabajan en la zona de explotación de oro Yin Yan y El Perú.