La desconocida historia de egos y rivalidad detrás del descubrimiento de la insulina hace 100 años

UNIVERSIDAD DE TORONTO
Pie de foto,
Frederick Banting y John Macleod protagonizaron una fuerte rivalidad a cuenta de la insulina.

 

 

Detrás de uno de los hallazgos más importantes de la medicina, hubo varios científicos enemistados que lucharon por el crédito del descubrimiento de la insulina.

Por BBC

Cuando el teléfono de Frederick Banting sonó una mañana de octubre de 1923, era la llamada que muchos científicos sueñan con recibir.

Al otro lado de la línea, un amigo emocionado le preguntó a Banting si había visto los periódicos de la mañana.

Cuando Banting respondió que no, su amigo le dio la noticia: Banting acababa de recibir el premio Nobel por su descubrimiento de la insulina.

Banting le dijo a su amigo que “se fuera al infierno” y colgó el auricular.

Luego salió y compró el periódico de la mañana. Efectivamente, allí, en los titulares, vio en blanco y negro que sus peores temores se habían hecho realidad.

Era cierto que había recibido el Nobel, pero también se lo habían dado a su jefe, John Macleod, profesor de fisiología en la Universidad de Toronto.

Así empieza una historia de egos monstruosos, rivalidades profesionales tóxicas e injusticias. Pero claro, hay otro personaje en este drama: la propia diabetes.

Según un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 9 millones de personas con diabetes tipo 1 están vivas hoy en día gracias a la insulina.

Para leer la nota completa, aquí