Delincuente sexual que fingió su propia muerte en EEUU fue capturado en un hospital tras casi morir de Covid-19

Nicholas Alahverdian | Foto: The Sun

 

Un fugitivo estadounidense encontrado en un hospital escocés es un delincuente sexual convicto acusado de fingir su propia muerte para evadir más cargos en los Estados Unidos, revelaron los fiscales.

Por The Sun
Traducción libre de lapatilla.com

Nicholas Alahverdian, de 34 años, fue arrestado por una notificación roja de Interpol en el Hospital Universitario Queen Elizabeth en Glasgow después que casi muere de covid-19 a fines del año pasado.

Le dio el nombre de Arthur Knight a la policía de Escocia cuando lo detuvieron en su habitación del hospital, pero los funcionarios en Utah informaron que es uno de al menos ocho alias que usó para escapar de la captura.

De hecho, Alahverdian huyó en 2018 después que el ADN lo vinculara con un ataque sexual en Ohio y delitos similares en otros estados.

Aparentemente, Alahverdian inventó un diagnóstico falso de cáncer y simuló su propia muerte en febrero de 2020, lo que provocó elogios de los políticos en su estado natal de Rhode Island, donde fue un destacado defensor de los derechos del niño.

Alahverdian ahora es objeto de un proceso de extradición instigado por el fiscal del condado de Utah, David Leavitt, quien agradeció a los policías de todo el mundo, incluida la policía de Escocia, por encontrar al hombre buscado. “Nuestra oficina está agradecida por la importante colaboración interinstitucional de las fuerzas del orden público para llevar a este sospechoso ante la justicia”.

El comandante de la policía estatal de Rhode Island, Robert A. Creamer, declaró que “Fue ubicado en Escocia hace aproximadamente un mes, donde estaba conectado a un ventilador”.

Una fuente de la policía local agregó que “Es irónico que hayamos encontrado vivo a este tipo supuestamente muerto después de que casi muere de verdad. Desafortunadamente para él, no puedes cambiar tu rostro, y una vez que lo registramos, supimos que era nuestro hombre”.

Foto archivo. EFE/Carlos Ortega

 

A principios de esta semana contamos cómo los médicos y las enfermeras que luchaban para salvar a Alahverdian no tenían idea de que era uno de los hombres más buscados del mundo.

Los médicos desprevenidos trataron al fugitivo en cuidados intensivos antes de descubrir que había huido de las autoridades estadounidenses y estaba en la lista roja de la agencia.

“Knight”, admitido en el cuidados médicos a ??principios del mes pasado, fue arrestado luego de una redada en la sala por parte de policías escoceses en nombre de colegas estadounidenses y puesto bajo vigilancia las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Días después, el sospechoso, cuyo presunto delito no fue revelado, enfrentó procedimientos de extradición por videoconferencia de un tribunal improvisado instalado en su habitación de hospital.

Según los documentos judiciales obtenidos por el Providence Journal en Rhode Island, Alahverdian, que en ese momento usaba otro nombre, Nicholas Rossi, fue condenado en 2008 por dos cargos relacionados con sexo después de un encuentro en una escalera con un compañero de estudios en Sinclair Community College en Dayton, Ohio.

Sin embargo, la evidencia de ADN en ese caso no se ingresó en una base de datos nacional de ADN hasta 2017.

SOSPECHOSO EN FUGA

El fiscal del condado de Utah declaró que un año después, el ADN de una agresión sexual reciente en ese estado coincidió con el caso de Alahverdian en 2008. “Los investigadores también se enteraron de que Nicholas Rossi había huido del país para evitar el enjuiciamiento en Ohio e intentaron hacer creer a los investigadores y legisladores estatales en otros estados que había fallecido. Ha sido detenido y la Oficina del Fiscal del Condado de Utah está trabajando con agencias federales e internacionales para extraditar al Sr. Rossi de regreso a Utah”.

Nicholas Alahverdian | Foto: The Sun

 

En enero de 2020, la página de Twitter de Alahverdian pasó de publicaciones políticas a revelar que le habían diagnosticado linfoma no Hodgkin en etapa avanzada. “Desafortunadamente, esto ha llegado demasiado pronto en mi vida. Solo tengo 32 años y desearía tener la capacidad de vivir mucho más para lograr las cosas que me propuse hacer hace tantos años”, dijo a la estación de radio WPRO.

MUERTE FALSA

El 3 de marzo se anunció que había fallecido a la edad de 32 años, solo un mes después de revelar su diagnóstico.

El obituario decía: “Vivió la vida de un guerrero. Un luchador en espíritu, pero un pacificador en la práctica. Superó abusos significativos y condiciones de vida dañinas”.

Las condolencias en la Cámara de Representantes de Rhode Island fueron encabezadas por el miembro Raymond Hull, quien presentó una moción de condolencia. “Era un padre devoto y amoroso para sus dos hijos y su esposa, a quien llamaba My Daisy. Un autor consumado y un comprometido defensor de la reforma del bienestar infantil. Pasó gran parte de su juventud en el sistema de crianza temporal. Sus dificultades le dieron comprensión, pasión y empuje. Más que un sobreviviente, superó sus años en el sistema para convertirse en un sociólogo capacitado en Harvard, un politólogo capacitado y un autor consumado”.

HOMENAJES PAGADOS

El alcalde de Providence, Jorge Elorza, afirmó que era un “amado líder comunitario cuyo desinterés y contribuciones de por vida a los residentes del estado de Rhode Island le han ganado la admiración y el respeto inquebrantables de muchos. Nicholas fue un incansable defensor de los sin voz y privados de sus derechos y continúa siendo una inspiración para todos los que tuvieron el privilegio de conocerlo”.

 

Los informes afirmaban que Alahverdian vivía en Irlanda debido a los temores de seguridad en los Estados Unidos cuando aparentemente murió el 29 de febrero de 2020.

Pero en cuestión de meses, surgieron dudas sobre su muerte cuando no se encontró ningún certificado de defunción de Alahverdian en Irlanda.

SOSPECHAS

En febrero del año pasado, el locutor de radio John Depetro tuiteó que “La oficina del FBI en Ohio se ha estado comunicando con varios lugareños con respecto a una persona que afirmó estar muerta pero que la policía cree que está viva”.

Jeffrey Pine, un abogado que lo había representado, afirmó que el FBI estaba investigando una denuncia de fraude presentada en su contra en Ohio.

Pine añadió que el momento en que ocurrieron los hechos (al enterarse de la investigación del FBI, el repentino pronunciamiento de Alahverdian sobre su enfermedad terminal y luego su rápida muerte) dejó preguntas en su mente. “Lo siguiente que sé es que se pone muy, muy enfermo de cáncer y muere en unas semanas. ¿Creo que es posible que esté vivo? Por supuesto que sí.”

En otro giro extraño, la policía explicó a un sacerdote que aparentemente fue contactado por la viuda de Alahverdian que no estaba muerto.

El padre Bernard Healey recibió un correo electrónico solicitando una misa conmemorativa para Alahverdian en Our Lady of Mercy, en Providence.

Pero no mucho después de que se hicieron los arreglos, el detective de la policía estatal Conor O’Donnell se comunicó con el clérigo.

“Me pidió que no celebrara la Misa. Dijo que el Sr. Alahverdian había fingido su propia muerte, que era un fugitivo de la justicia por una serie de delitos y que la mujer que se acercó a mí pudo haber sido él”.