“Soledad” marcó el reinicio de clases en Anzoátegui: solo el 5% de la matrícula asistió a los planteles

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

 

 

 

Para este lunes 10 de enero estaba estipulado el regreso a clases en escuelas y liceos, según lo anunciado por Nicolás Maduro. No obstante, apenas un 5% del total de la matrícula estudiantil del estado Anzoátegui acató el llamado de retorno a las aulas.

Por Javier A. Guaipo  / Corresponsalía lapatilla.com

Así lo informó Maira Marín, presidenta del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema) en la entidad, quien además agregó que la asistencia de docentes reportada también fue bastante baja. “Sigue siendo un factor determinante el tema económico. Muchos padres no cuentan ni con dinero en efectivo para llevar o mandar a sus hijos al colegio, y esa es una triste realidad”.

La educadora añadió que la alimentación también influye en la decisión de los representantes de enviar o no a sus pequeños a los planteles. “Hay quienes se niegan a dejarlos ir sin nada en el estómago y en las escuelas no existen garantías de que vayan a comer algo”.

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

Por otra parte, la sindicalista afirmó que la escasa asistencia de maestros se debe a que el personal continúa desanimado y cabizbajo ante la carencia de incentivos en los salarios. “¿Qué ganas de dar clases puede tener un docente que cobra menos de siete dólares mensuales? Con eso no se cubre ni el pasaje que gastamos”, manifestó.

De igual manera recordó que la infraestructura de los planteles cada vez es más crítica, sumado a que en la mayoría no hay baños aptos y tampoco llega agua.

Ante este cúmulo de situaciones negativas, el representante de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), Pedro Luis Rodríguez, aseguró que quienes se mantienen en la lucha es porque tienen una gran vocación y se niegan a tener un país sin educación. “A muchos ya no les importa si los botan, y es entendible. Pero todavía somos bastante los que queremos seguir formando a las nuevas generaciones y nos rehusamos a abandonar ese compromiso”.

Rodríguez coincidió con Marín en que el movimiento de estudiantes observado fue bastante bajo durante el día. De hecho, contó que pasó por el liceo José Antonio Anzoátegui de Barcelona, uno de los más grandes de la localidad, y apenas se pudo ver a un grupo de seis muchachos.