Estudio sugiere que un resfriado común puede brindar alguna “protección” contra el Covid-19

Sufrir un resfriado común puede brindar alguna protección contra el Covid-19, señala una investigación publicada en la revista científica Nature Communications.

 

El estudio a pequeña escala, publicado en Nature Communications , involucró a 52 personas que vivían con alguien que acababa de contraer Covid-19.

Por BBC

Aquellos que habían desarrollado un “banco de memoria” de células inmunitarias específicas después de un resfriado, para ayudar a prevenir futuros ataques, parecían menos propensos a contraer Covid.

Los expertos dicen que nadie debería confiar solo en esta defensa, y las vacunas siguen siendo clave.

Pero creen que sus hallazgos podrían proporcionar información útil sobre cómo el sistema de defensa del cuerpo combate el virus.

El covid-19 es causado por un tipo de coronavirus y algunos resfriados son causados ??por otros coronavirus, por lo que los científicos se han preguntado si la inmunidad contra uno podría ayudar con el otro.

Pero los expertos advierten que sería un “grave error” pensar que cualquier persona que haya tenido un resfriado recientemente esté protegida automáticamente contra el Covid-19, ya que no todos son causados ??por coronavirus.

El equipo del Imperial College London quería entender mejor por qué algunas personas se contagian de covid después de haber estado expuestas al virus y otras no.

‘Nuevo enfoque de vacuna’

Centraron su estudio en una parte crucial del sistema inmunológico del cuerpo: las células T.

Algunas de estas células T matan cualquier célula infectada por una amenaza específica, por ejemplo, un virus del resfriado.

Y, una vez que el resfriado desaparece, algunas células T permanecen en el cuerpo como un banco de memoria, listas para montar una defensa la próxima vez que se encuentren con el virus.

En septiembre de 2020, los investigadores estudiaron a 52 personas que aún no habían sido vacunadas pero que vivían con personas que acababan de dar positivo por covid-19.

La mitad del grupo contrajo covid durante el período de estudio de 28 días y la otra mitad no.

Se descubrió que un tercio de las personas que no contrajeron Covid tenían altos niveles de células T de memoria específicas en la sangre.

Es probable que se hayan creado cuando el cuerpo se infectó con otro coronavirus humano estrechamente relacionado, con mayor frecuencia, un resfriado común, dicen.

Los investigadores aceptan que otras variables, como la ventilación y qué tan infeccioso fue su contacto doméstico, tendrían un impacto en si las personas también contrajeron el virus.

El Dr. Simon Clarke, de la Universidad de Reading, dijo que aunque este fue un estudio relativamente pequeño, se sumó a la comprensión de cómo nuestro sistema inmunológico combate el virus y podría ayudar con futuras vacunas.

Agregó: “Estos datos no deben interpretarse en exceso. Parece poco probable que todos los que han muerto o tenido una infección más grave nunca hayan tenido un resfriado causado por un coronavirus”.

“Y podría ser un grave error pensar que cualquiera que haya tenido un resfriado recientemente está protegido contra el covid-19, ya que los coronavirus solo representan el 10-15% de los resfriados”.

El profesor Ajit Lalvani, autor principal del estudio, estuvo de acuerdo en que las vacunas eran clave para la protección.

Agregó: “Aprender de lo que el cuerpo hace bien podría ayudar a informar el diseño de nuevas vacunas”.

Las vacunas actuales se dirigen específicamente a las proteínas de pico que se encuentran en el exterior del virus, pero esas proteínas de pico pueden cambiar con nuevas variantes.

Pero las células T del cuerpo se dirigen a las proteínas internas del virus, que no cambian tanto de una variante a otra, lo que significa que las vacunas que aprovechan más el trabajo de las células T podrían proporcionar una protección más amplia y duradera contra el covid, dijo.