“La vacuna ha funcionado”: La historia del “paciente cero” de la variante ómicron en Italia

Foto archivo vía La Nación

 

“Gracias a la vacuna estamos bien”. El “paciente cero” de la variante ómicron en Italia, un ingeniero de la empresa petrolera estatal Eni, de 48 años, que llegó de Mozambique el 12 de noviembre pasado y que saltó sin querer a las primeras planas, se encuentra aislado junto a sus familiares, también positivos, en su casa de Caserta, al sur de Nápoles. Y está bien, con síntoma leves, como destacaron hoy, con alivio, todos los diarios italianos en sus portadas.

Por La Nación

El primer contagiado italiano con la variante ómicron –que ha desatado el pánico en el mundo y un viernes negro en las bolsas-, decidió romper el silencio para calmar a la opinión pública de Italia, cada vez más inquieta por el aumento de casos de coronavirus. Tanto es así que una región del nordeste, Friuli Venezia Giulia, pasó hoy a ser de color amarillo (con más riesgo de contagio y restricciones para los no vacunados), algo que no se veía desde hace meses y que podría suceder próximamente con la región de Lombardía.

“La vacuna ha funcionado tanto para mis familiares, también ancianos, como para mí: los síntomas son muy leves”, aseguró el “paciente cero”. “Estamos serenos y estamos bien. Estoy satisfecho de haberme vacunado porque la vacuna en nuestro caso funcionó perfectamente. Considerados los síntomas suaves míos y de mi familia, que ha sido contagiada e incluye personas entre los 8 y los 81 años, puedo decir que la infección se ha manifestado solamente en modo leve”, subrayó.

El manager, padre de dos chicos menores, llegó de Mozambique el 12 de noviembre pasado después de hacer escala en Sudáfrica y otra en Qatar. Un dato inquietante es que antes de subirse al primer avión se hizo un test pcr que le dio negativo. Llegó al aeropuerto de Fiumicino de esta capital, alquiló un auto para volver a su casa de Caserta, donde se quedó tres días en los que estuvo con sus familiares. El 15 de noviembre –ya positivo, sin saberlo-, fue acompañado por su mujer al aeropuerto de Nápoles para viajar hasta Milán en avión, por trabajo. Alquiló otro auto y se fue a dormir a un hotel. Al día siguiente, como tenía que volver a viajar hacia Mozambique, se hizo un test pcr en su empresa, que resultó positivo. Y, como se supo más tarde gracias al análisis realizado por el hospital Sacco de Milán, con la nueva y temible variante ómicron, de la que hasta ahora se sabe muy poco. Al enterarse de que era positivo, el ingeniero volvió a su casa de Caserta en auto, “evitando cualquier contacto con terceros para iniciar el aislamiento domiciliario previsto”, según contó.

Para leer más, ingresa aquí