Más de 70 familias están sin luz 220V en Puerto La Cruz y Corpoelec “brilla” como siempre… por su ausencia

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

 

 

Más de 70 familias, sumado a escuelas y comercios, llevan alrededor de tres meses sin energía eléctrica 220v en la calle La Línea del sector Bella Vista en Puerto La Cruz, estado Anzoátegui.

Por Javier A. Guaipo / Corresponsalía lapatilla.com

El problema surgió a raíz de la explosión de un transformador, lo cual fue notificado a las autoridades locales de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), pero éstas todavía no han solucionado nada.

“Primero nos reunimos con un coronel de nombre Carlos Salazar. Él nos mandó con otro señor llamado Elvis Manigua, para que le explicaremos la situación y que nos ayudara a solventar”, explicó Irene Cabeza.

No obstante, la vecina aseguró que desde entonces han pasado dos semanas y todavía siguen en las mismas, sin poder utilizar sus aires acondicionados, por ejemplo.

Foto: Corresponsalía lapatilla.com

 

“Por aquí hay niños y adultos mayores enfermos que necesitan tener una mediana comodidad. Eso ahorita es imposible por el calor terrible al que estamos expuestos”.

Cabeza contó que frente a su casa vive un anciano de 94 años que, debido a la temperatura sofocante, ha comenzado a presentar escaras en la piel.

Asimismo, relató que la inseguridad se ha incrementado en la zona, porque la calle queda totalmente oscura por las noches. “No podemos ni sentarnos afuera porque nos roban. Esto es un desastre que necesitamos sea solventado de manera urgente”.

Por su parte, Argenis Martínez comentó que ha tenido que dejar de vender charcutería en su negocio, porque no tiene cómo mantener la mercancía bien refrigerada. “Mis ventas se han visto disminuidas por toda esta problemática. Pero lo más preocupante es que hay muchos abuelitos enfermos y esta situación lo que hace es incomodarlos aún más”.

El vecino detalló que trabajadores de Corpoelec quedaron en ir a colocar un transformador de 50kva, para sustituir al averiado, pero continúan esperando a que cumplan su promesa.