El crimen que conmocionó a Oregón: Contrató a su sobrino para matar a dos familiares por una herencia

Ken Atkinson y Nathan Detroit. Foto:  Deschutes County Jail

 

Las autoridades de Bend, Oregon, creen que un hombre de 34 años y su prometida fueron asesinados hace más de un año en un plan de asesinato a sueldo ideado por su hermano.

Por People

Durante una conferencia de prensa la semana pasada, el fiscal de distrito del condado de Deschutes, John Hummel, alegó que Kenneth Atkinson, de 54 años, y su sobrino de 31 años, Nathan Shane Detroit, asesinaron a Ray Atkinson, Jr. y a Natasha Newby, de 29, el 15 de agosto. 2020.

La pareja murió por traumatismos contundentes, según Hummel, y sus cuerpos fueron encontrados por amigos preocupados en el sótano de una casa en Bend que anteriormente era propiedad de Ray Atkinson, Sr., quien murió en 2019.

Citando las declaraciones juradas penales, el Bend Bulletin informa que Ray Atkinson, Sr., había dejado una herencia de $ 400,000, pero sin testamento.

Ray Atkinson y Natasha Newby/ Credit: Facebook

 

Durante el año siguiente, Ray y Kenneth se vieron envueltos en una disputa legal sobre el patrimonio de su padre, según la acusación.

Los investigadores habían sospechado durante mucho tiempo que Kenneth estaba involucrado en el doble homicidio, dijo Hummel, pero solo recientemente desarrollaron suficiente evidencia para la presentación de cargos.

El fiscal de distrito no discutió qué evidencia específica condujo a los arrestos del 1 de octubre.

Hummel alega que Kenneth convenció a Detroit para que lo ayudara a llevar a cabo los asesinatos, prometiéndole una cantidad de dinero no especificada por su ayuda.

“Tengo la esperanza de que este arresto traiga una pequeña medida de cierre y paz a la familia y amigos de Ray y Natasha”, se lee en un comunicado del jefe de policía de Bend, Mike Krantz.

Los dos sospechosos están detenidos sin derecho a fianza, cada uno por dos cargos de asesinato en primer grado y dos cargos de conspiración en primer grado para cometer asesinato.

Ninguno de los dos se ha declarado culpable de los cargos y sus abogados no pudieron ser contactados para hacer comentarios el martes.