Venezolanos en Colombia viven entre la violencia y las oportunidades

ACOMPAÑA CRÓNICA: COLOMBIA VENEZUELA – AME5525. ARAUQUITA (COLOMBIA), 25/03/2021.- Grupos de migrantes venezolanos recorren hoy, las calles de Arauquita, localidad fronteriza y perteneciente al departamento de Arauca (Colombia). Clara Rangel es una de los más de 3.000 venezolanos que han llegado en los últimos días a la localidad colombiana de Arauquita huyendo de los combates entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y una disidencia de las FARC al otro lado de la frontera. EFE/ Jebrail Mosquera Contreras

 

Según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Colombia ha recibido más de 1,7 millones de venezolanos, lo que representa aproximadamente el 30% de los 6 millones que se encuentran regados por el mundo.

Por La Nación

Los ciudadanos procedentes de la nación caribeña llegaron al vecino país entre la urgencia y la necesidad, buscando una mejor calidad de vida en medio de una crisis política, económica y social que suma más de 20 años.

Citado por El Tiempo de Colombia, el comisionado presidencial para Relaciones Exteriores designado por la oposición venezolana, Julio Borges, manifestó que la magnitud de la migración venezolana es dos veces más grande que la de Afganistán.

Actualmente, tras la llegada del Talibán al poder, el país cafetalero ha manifestado su intención de refugiar a los afganos que huyen del grupo islamita. Los desplazados de Medio Oriente ahora se agregan al número de ciudadanos procedentes de la patria de Simón Bolívar.

“El drama que vive nuestro pueblo es de tal magnitud que hoy la migración venezolana es dos veces más grande que la migración de Afganistán, un país en guerra. Venezuela va camino a convertirse en la mayor crisis migratoria del planeta, superando a Siria, y esto tiene que llamar la atención del mundo. En una situación en la que no se ha controlado la pandemia en su totalidad, una aceleración del flujo migratorio complicaría la recuperación postpandemia de la región”, señaló Borges.

Para leer la nota completa, aquí