Una hoja de ruta para apoyar a las Mipymes de la región en la post-pandemia

 

Con el objetivo central de impulsar la creación de una hoja de ruta para guiar los esfuerzos regionales que incentiven la recuperación de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) y promover la sinergia y la cooperación entre los diversos actores regionales, la Secretaría Permanente del Sistema Económico Latinoamericano, SELA, realizará el próximo 22 de julio un evento virtual de alto nivel.

“Nos hemos centrado en tres ejes fundamentales para fortalecer a las Mipymes: la informalidad que deriva en bajos niveles de productividad e inclusión social; las dificultades en el acceso al financiamiento para obtener recursos para sus actividades; y la transformación digital que las haga mucho más eficientes”, explicó el Embajador Javier Paulinich, Secretario Permanente del SELA.

Paulinich adelantó que el evento contará con la participación de representantes de alto nivel de los países miembros del organismo, así como expertos de organismos internacionales como CAF-banco de desarrollo de América Latina, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos, (OCDE), y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“A pesar de que las Mipymes son un componente central en el entramado económico y social de la región porque constituyen la gran mayoría de las empresas, generan la mayor proporción del empleo, y son la principal fuente de ingresos de los hogares, su participación en el comercio internacional es muy escaso, por lo que es una prioridad del SELA y de otros organismos regionales, fortalecer su actuación”, agregó Paulinich.
El Secretario Permanente explicó que se busca identificar cuáles son los sectores industriales con mayor potencial de crecimiento en cada uno de los países para que a partir de allí las Mipymes puedan participar con éxito. “Mal haríamos si fomentamos o promovemos la creación de pequeñas y medianas empresas en sectores en los cuales los países no son competitivos porque sería mandarlas al fracaso”, precisó.

En el evento virtual del 22 de julio, los ponentes buscarán dar respuestas a varias interrogantes sobre la realidad de las Mipymes. Entre ellas: cómo promover la formalización; cuáles son las tendencias más recientes para la creación e implementación de herramientas que apoyen el acceso al financiamiento; cuáles son las prácticas internacionales más exitosas para mejorar el acceso al financiamiento; qué barreras impiden la transformación digital de las Mipymes y qué acciones pueden emprenderse para ayudarlas a capitalizar los beneficios de las tecnologías digitales.

Antes de que se presentara la emergencia causada por el Covid-19, el desempeño económico de los países de América Latina y el Caribe manifestaba visibles signos de desaceleración como resultado del estancamiento de los niveles de productividad, el deterioro de la competitividad y un inestable contexto internacional.

Con la irrupción de la pandemia, estos desafíos se han multiplicado y la región se encuentra frente a la peor crisis de su historia contemporánea, según lo demuestran las cifras de los organismos internacionales, que proyectan para 2021 una recuperación inferior al promedio mundial y alertan sobre las amenazas de una nueva década perdida para América Latina y el Caribe.

En sus esfuerzos por contener los efectos inmediatos de la recesión, los países han combinado acciones económicas y sanitarias haciendo uso de sus limitados recursos disponibles. Las Mipymes amplían el abanico de opciones para la fuerza laboral con bajos niveles de capacitación y menores oportunidades, convirtiéndose en una opción para acelerar la movilidad intergeneracional, reducir la pobreza y fortalecer la cohesión social.

NOTA: Si quieres participar el próximo 22 de julio a las 10:00 am en el #ForoVirtual: “Una hoja de ruta para la recuperación de las MIPYMES en la post-pandemia”, dale clic y deja tus datos en https://bit.ly/3ulETuj

*El SELA es un organismo intergubernamental regional creado el 17 de octubre de 1975, mediante el convenio de Panamá y su sede está en Caracas. Está integrado por 26 países de América Latina y el Caribe: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.