El Reino Unido secretamente desplegó tropas en Arabia Saudita para proteger campos petroleros

El sistema de defensa aérea con misiles “Rapier” de las fuerzas armadas británicas | Foto DefPost

El Reino Unido desplegó tropas en Arabia Saudita para proteger sus campos petrolíferos de los ataques desde febrero de este año, informó The News esta semana, un periódico local en Portsmouth en el Reino Unido.

Por Tsvetana Paraskova para Oilprice | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Un pequeño grupo del 16º Regimiento de Artillería Real, que tiene su base cerca de Portsmouth, fue enviado a Arabia Saudita para controlar los radares Giraffe, que pueden rastrear aviones y misiles hasta a 75 millas de distancia.

Después del informe, el Ministerio de Defensa del Reino Unido confirmó que la misión es proteger los campos petrolíferos en Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, a raíz de los ataques de septiembre de 2019 a la infraestructura petrolera saudita que afectaron a la mitad de la producción de petróleo de Arabia Saudita o alrededor del 5 por ciento del suministro mundial de petróleo, durante semanas.

Los campos petrolíferos saudíes que las tropas del Reino Unido ayudan a proteger son “infraestructura económica crítica”, dijo el Ministerio de Defensa del Reino Unido a The Independent.

“Tras los ataques a las instalaciones de producción de petróleo del Reino de Arabia Saudita el 14 de septiembre de 2019, hemos trabajado con el Ministerio de Defensa de Arabia Saudita y socios internacionales más amplios para considerar cómo fortalecer la defensa de su infraestructura económica crítica contra las amenazas aéreas”, dijo un portavoz. para el Ministerio de Defensa, dijo a The Independent.

Los partidos de oposición en el Reino Unido criticaron al gobierno no solo por brindar asistencia a Arabia Saudita, sino también por no informar adecuadamente al público y al Parlamento de la misión.

El informe sobre las tropas del Reino Unido que ayudan a proteger los campos petroleros saudíes de los ataques surgió justo después de que los rebeldes hutíes en Yemen dijeron el lunes que habían disparado un misil contra un objetivo en la ciudad saudí de Jeddah y lo habían alcanzado. El objetivo era un centro de distribución propiedad de la petrolera estatal de Arabia Saudita, Aramco.

Arabia Saudita confirmó el lunes, a través de su Agencia de Prensa Saudita, que hubo una explosión en la terminal de distribución de productos petrolíferos en Jeddah.

l miércoles, la OPEP criticó el ataque a las instalaciones de Jeddah, y el secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, dijo: “Actos de sabotaje como este son perjudiciales para la seguridad del suministro de energía tanto para los productores como para los consumidores y pueden generar mucha incertidumbre y volatilidad”.