López Obrador se pasó de chistoso con los ganadores de su rifa tras no entregar el avión

Las instalaciones de la Lotería Nacional albergaron la rifa, esperada y criticada por igual (Foto: Reuters)

 

La rifa del avión presidencial, promovida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y que no entregará la aeronave a lo ganadores sino premios económicos millonarios, se llevó a cabo este martes sin mayores inconvenientes en las instalaciones de la Lotería Nacional (Lotenal), en el centro de la Ciudad de México.

Por Infobae

Los 100 boletos, o “cachitos” ganadores fueron anunciados por los “niños gritones” encargados de formar las combinaciones de siete números, en el “Gran Sorteo Especial no. 235 equivalente al valor del avión presidencial”, el cual causó polémica debido a que primero reinó la confusión respecto a lo premios y luego la administración de López Obrador volcó todo sus esfuerzos a esta rifa, criticada por la oposición al ser considerada una “distracción”.

El ganador del primer premio fue el número “5349161”. El segundo fue el boleto “1568335”. El tercero fue a dar al cachito “34232705”.

Los 100 ganadores de la rifa del avión presidencial (Foto: Twitter @Lotenal)

 

La venta de boletos, o “cachitos” para la rifa culminó a las 14:00 horas (tiempo del centro de México). Cada pieza tuvo un valor de 500 pesos mexicano, unos USD 24. En el evento, organizado por la Lotenal, contó con la presencia de la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, autoridades de la Lotería mexicana y un notario público que dio constancia del acto.

El presidente López Obrador había dado a conocer que su boleto era el identificado con siete ceros, el cual no obtuvo ninguno de los premio. Asimismo, informó que la próxima semana presentará un informe con el dinero obtenido.

“Todo ese dinero, será para comprar equipos médicos, se dará a conocer la licitación de la compra, se hará una licitación pública de cómo se va a utilizar el dinero”, sentenció el mandatario durante su conferencia matutina.

Sánchez Cordero, por su parte, inauguró el sorteo a las 16:00 horas en punto y reconoció el trabajo de los vendedores de los “cachitos” y de todos los que habían hecho el esfuerzo durante este año para poder sacar adelante en apenas unos meses esta empresa.

Los ganadores del sorteo que vivan en la Ciudad de México recibirán el premio íntegro, sin pagar impuestos, ya que la jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, acordó que, como excepción única, para este sorteo especial no se cobraría.

Los ganadores del resto del país deberán pagar un impuesto federal del 1% sobre la cantidad del premio, es decir, 200,000 pesos, además de la aportación estatal, que varía depende en cada entidad.

El avión presidencial, una lujosa aeronave adquirida en el gobierno de Felipe Calderón y usada en el de Enrique Peña Nieto, no entregó el avión a los ganadores. Quedó en custodia de la Fuerza Aérea Mexicana por al menos dos años, tiempo en que será resguardado y podrá rentarse, pero seguirá a la venta.

“La Lotenal siempre ha estado con la gente que tiene menos, pero ahora ellos están con nosotros”, aseguró en la previa del sorteo el director general de Lotenal, Ernesto Prieto. “Me recuerda a la década de los 30 del siglo pasado que ayudó con la transformación”, completó, en referencia a la nacionalización del petróleo mexicano.

En aquel momento, los ciudadanos colaboraron con sus recursos para expropiar el petróleo de las compañías internacionales que lo controlaban.