Diez x Uno: Y llegó la hora –Una prueba más– Necesitan regresar, por @ReinaldoPulido

1.- Y llegó la hora:

Venezuela se enfrenta a un nuevo y delicado reto. El mes de marzo una vez más es plataforma para momentos difíciles y críticos de este país. Ahora nos toca afrontar algo “de película”, pero a diferencia del mes de marzo de 2019, en esta oportunidad estamos en la misma situación que el resto del planeta. Y como el resto del mundo estamos en vilo y en una expectativa muy alta. Dios mediante todo saldrá bien.

2.- Una prueba más:

Preocupa por demás que Venezuela enfrenta una pandemia con un sistema de salud como el que tiene. Donde siendo el primer elemento de defensa del ciudadano, lavarse las manos y no hay agua. Es decir, lo más elemental que el mundo entero puede hacer, el venezolano no. Y ni hablar de analizar lo equipados que puedan estar los hospitales del país. Venezuela está en frente de su momento más delicado y vital en décadas de décadas. Esto supera cualquier problema económico, político o social. Es una nueva prueba para el venezolano…..una más. Y ojalá que no, pero podría ser un punto de inflexión en nuestra historia.

3.- No viene bonito:

La actividad del turismo claro que se enfrenta a su peor momento en años. Algunos lo llaman un “Septiembre 11” a cuenta gotas. Lamentablemente el 2020 lanza por la borda lo logros en cuanto a crecimiento de la actividad mundial. Ya están publicándose proyecciones de que pudieran representar la pandemia en este rubro de la economía, pero nadie tiene idea a ciencia cierta del impacto real. Por ejemplo China esta apenas anunciando lo profundo el daño, y lleva meses en esto. Son momentos de mucha incertidumbre y preocupación, gran cantidad de compañías cerrarán o quedarán mermadas. Pero es que ya estamos viendo que las grandes empresas hablan de despidos masivos, cierre de estaciones, así que el tema no puede ser diferente para las medianas y pequeñas. Es lamentable.

4.- Coño, que te quedes en tu casa:

Preocupa de sobremanera ver que en ciertas partes del país, no están respetando la cuarentena o al menos la orden o recomendación de quedarse en casa. Al momento que escribo esto parece que hay gran cantidad de personas en las calles de Petare o en el centro de Caracas. Esto representa la verdadera amenaza para la sociedad venezolana. La única forma de afrontar la pandemia es resguardandonos. Y ojo, no es un tema de Petare nada más, ya que en las últimas horas hemos visto videos de gente rumbeando en París, como si nada pasara. El ser humano una vez más demuestra que se las sabe todas, y que la estupidez no tiene que ver si vive en el casco viejo de Petare o cerca de los campos Elíseos. Esta amenaza es más peligrosa que la pandemia en sí.

5.- Curados con capas y capas:

No queda otra sino aferrarnos a nuestras familias, en nuestras casas y esperar que pase este gran temporal. Irónicamente los venezolanos estamos un poco más entrenados que muchos países, ya que venimos de vivir las situaciones más bizarras que mucha gente de otros países jamás ha visto. No hay agua, no hay gasolina, no hay luz, no hay seguridad, etc. etc. etc. Venimos de vivir en marzo 2019 algo que nos dejó perplejos por meses, pero también de alguna forma “curados”. No quiero decir con esto que somos los más bravos de la película, pero dentro de esta desdibujada situación, ya tenemos capas y capas de aguante.

Ingresa acá para seguir leyendo: viajesboletin