¡Un gran gesto! Alumno le dio 5$ a su maestra porque ella no ganaba lo suficiente (FOTOS)

Las buenas acciones siempre hay que hacerlas notar y hace poco un joven estudiante estadounidense se ganó el corazón de todos por el generoso gesto que tuvo hacía su maestra.  Parker Williams,  es un chico de nueve años oriundo del estado Atlanta en Estados Unidos que se hizo viral por haber tenido la gran disposición de ayudar a la señorita Chambers, su maestra de primaria.

Según el artículo publicado en LGV, Parker y el resto de alumnos del nivel de tercer grado, cuenta con la gran suerte de tener una maestra dedicada a su profesión. Miss Chambers, como toda profesional de la educación siempre ha estado dispuesta a ayudar a sus pequeñines, pero esta vez fue ella la que recibió ayuda de uno ellos, el sonriente Parker.

Este niño cursa el tercer grado de la escuela primaria y en su cumpleaños recibió dinero de sus papás. Le dieron 15 dólares para que los gastara en lo que quisiera y lo que hizo con ellos nos hace recuperar la fe en la humanidad. Parker los puso en una bolsa y la pegó a una hoja de papel en la que escribió una misiva para su maestra, la señorita Chambers, en la que le decía que sospechaba que no le pagaban lo suficiente así que él le daría un incentivo por su noble labor:

“Querida Miss Chambers, no creo que a los maestros les paguen suficiente por lo que hacen, así que ¿aceptará este regalo? Es mi propio dinero”.

La maestra leyó la carta y se le empaparon los ojos con lágrimas porque su alumno le estaba entregando su propio dinero de cumpleaños. Ella le devolvió la carta con otra nota que decía: “No puedo aceptar esto, pero aprecio mucho este gesto Parker, estudiantes como tú son la razón por la que enseño”.

La fotografía de este gran obsequio fue publicada por Darrell R. Williams, el papá de Parker, en Facebook y la imagen con su conmovedora historia se hicieron virales. La foto se llenó de felicitaciones tanto para el niño como para sus padres por la sensible educación que le dieron.

El futuro está en buenas manos gracias a niños como Parker, y no estamos llorando, tú estás llorando…