Cómo la censura rusa de internet puede afectar a otros países

El creciente control de Rusia sobre el acceso a Internet de sus ciudadanos tiene implicaciones preocupantes para la libertad online de los Estados Unidos y otros países que comparten su estructura de red descentralizada, según explicó un nuevo estudio de la Universidad de Michigan. Las medidas que estaría utilizando el estado ruso podría ser copiadas por otros países interesados en limitar el acceso a sitios web privados.

Por infobae.com

El estudio fue publicado una semana después de la implementación de una nueva controversial ley de censura llamada Sovereign RUnet, considerada como una de las leyes de internet más radicales del mundo por algunos expertos cibernéticos. Los investigadores dicen que sus hallazgos son particularmente preocupantes para Estados Unidos, donde la erosión de la neutralidad de la red ha dado a los proveedores de servicios de internet la capacidad de monitorear y controlar el tráfico de internet. Esa capacidad sería un primer paso clave para poder desplegar el tipo de censura que ahora se usa en Rusia en occidente.

“Si bien las investigaciones anteriores sobre censura se han centrado en gran medida como funcionan las redes altamente centralizadas como la de China, ahora tenemos más información sobre la censura en redes descentralizadas. Durante mucho tiempo se pensó que la censura a gran escala en redes descentralizadas con miles de ISP era prohibitivamente difícil” dicen los investigadores, quienes estudian con cautela el nuevo sistema del Kremlin.

La investigación es la primera en detallar como un estado que tiene una red descentralizada -con servidores privados que no son directamente regulados por el gobierno- puede ser implementada a nivel nacional. Esto desafía la noción de que el servicio descentralizado de internet puede evitar la censura a gran escala, parecida a la impuesta en Irán y China.

“Lo que este estudio muestra es que Rusia ha creado un plan para censurar Internet sobre una red de proveedores de servicios de Internet que es muy similar a las redes que se encuentran en las democracias occidentales”, le dijo J. Alex Halderman, un científico informático en de la Universidad de Michigan que no participó en el estudio a The Associated Press (AP). “A medida que otros gobiernos decidan tomar medidas enérgicas contra el libre flujo de información en línea, pueden seguir el plan de juego de Rusia”.

La Gran Muralla de Internet es el conjunto de legislaciones y sistemas tecnológicos que regulan Internet en China. (Shutterstock)

 

El estudio analizó siete años de datos recopilados de una combinación de monitores automáticos y activistas en el país, y analizó cómo Rusia logró imponer una fuerte censura sobre su infraestructura descentralizada que incluye más de 1,000 proveedores privados de servicios de Internet.

“Nuestra investigación detalla de los mecanismos subyacentes al control descentralizado de la información en Rusia muestra que tal censura a gran escala se puede lograr en redes descentralizadas a través de equipos de bajo costo.”

La censura en Rusia

No es ninguna novedad que el Kremlin usa sus recursos para controlar y limitar el acceso de sus ciudadanos al internet. Pero bajo la nueva ley, para conectarse al Internet en el país eslavo, se van a requerir dispositivos conocidos como “cajas de inspección” que filtran quirúrgicamente el contenido web. Estos dispositivos le permitirá al estado utilizar “tecnología de inspección profunda” sobre los proveedores de servicios de Internet, asumiendo efectivamente el control directo sobre el tráfico de internet en todo el país. Las cajas están diseñadas para que puedan ser accedidas y administradas solamente por las agencia gubernamentales.

Los investigadores explican que estas cajas de inspección profunda son una tecnología de “doble uso” ya que se puede utilizar de manera beneficiosa para fines de seguridad cibernética, pero también se puede abusar para el controlar el acceso a la información de toda una población.

“Cuando el gobierno controla este equipo de filtro, pueden hacer cualquier cosa y la sociedad civil no puede analizarlo. En China e Irán, la gente no sabe qué está bloqueado, podría pasar lo mismo aquí “, le dijo a AP Alexander Isavnin, quien vive en Moscú y trabaja con la Sociedad de Protección de Internet de Rusia, una organización no gubernamental.

Esta nueva forma de control de la información presenta una serie de problemas para la medición de la censura, incluida la dificultad para identificar contenido censurado, que requiere mediciones desde diversas perspectivas y mecanismos de censura variados.

Pero, según los medios rusos, puede llevar un año más instalar todos los equipos de inspección necesarios para realmente implementar la nueva ley de “internet soberano” en todo el país, lo cual podría llevar a una fuerte disminución de la calidad de internet en Rusia en los próximos meses. Algunos expertos sospechan que el gobierno reducirá el acceso de muchas regiones al internet hasta que puedan asegurarse de que el sistema esté funcionando correctamente.

Los investigadores explican que a pesar de que, en el pasado, el Kremlin ha intentado reprimir el uso de el internet, no ha tenido mucho éxito. Bajo Putin, el estado ruso ha endurecido constantemente la censura contra lo que el gobierno llama “amenazas externas”. Por ejemplo, el Kremlin ya ha intentado varias veces bloquear el servicio de mensajería Telegram, que se ha negado a entregar los mensajes cifrados de los usuarios en desafío a una orden judicial.

Sin embargo, estos esfuerzos provocaron bloqueos involuntarios, dando de baja temporalmente aplicaciones no relacionadas como los servicios de reparación de automóviles Volvo, lo que llevó al Kremlin a detener estos tipos de esfuerzos. Pero el nuevo sistema le da la capacidad de poder restringir al uso de el internet sin tener que dar de baja ningún servicio. Todavía se desconoce el poder de represión de información que tendrá el gobierno una vez que las cajas de inspecciones sean instaladas por todo el país.

Hasta ahora, la tecnología de red privada virtual (VPN) ha servido para ocultar la actividad de los usuarios de su proveedor de Internet en todo el mundo. Y muchas aplicaciones de VPN continúan permitiendo a los rusos eludir la censura, le dijo a AP Valentin Weber, un investigador de la Universidad de Oxford que recientemente escribió un estudio sobre los esfuerzos de los estados de Rusia y China para controlar información.

Pero Weber también explicó que la tecnología de cajas de inspección “aumenta no solo su capacidad para filtrar y censurar, sino también para aumentar las capacidades de vigilancia”. En otras palabras, las cajas de inspección le permitirían al estado ruso saber quien esta usando una VPN y bloquear su acceso a internet por completo.

¿Imitadores?

La preocupante conclusión del estudio es que este tipo de censura a gran escala es fácil de imitar. “Los esfuerzos de Rusia podría exportarse fácilmente a otros países,” dijo Roya Ensafi, una profesora de informática e ingeniería de la Universidad de Michigan. Ensafi lidera Censored Planet, el laboratorio de investigación de la universidad que realizó el estudio.

Ensafi dijo que está preocupada por otros países, como India, Indonesia, Portugal y Gran Bretaña, con servicio descentralizado de internet que adoptarían la misma tecnología. Según el estudio de Oxford de Weber, el equipo de filtrado vendido en Rusia ya está desplegado en antiguas repúblicas soviéticas como Bielorrusia y Ucrania y más lejos en Argelia, Cuba y México.

Gran Bretaña, dice Ensafei, utiliza una “arquitectura de censura” similar, con el gobierno pidiendo a los proveedores de internet que bloqueen el acceso a sitios web de abuso sexual infantil, lo cual se hace principalmente usando tecnología de cajas de inspección.

Pero no es solo en estos países. El uso de “middleboxes”, como se le dice en inglés a las cajas de inspección, ha crecido a nivel mundial. Gran parte del equipo es vendido por compañías estadounidenses como Cisco Systems, Inc. y Procera Networks, Inc. Otros proveedores incluyen los expertos de EcoFilter y VAS de Rusia, Huawei Technologies Co., Ltd. de China y Allot Communications, Ltd. de Israel.

La investigación dice que las cajas se pueden encontrar por tan solo $ 8,000 en algunos lugares y su tecnología es utilizada a menudo, especialmente en los Estados Unidos, por empresas de telecomunicaciones para analizar el comportamiento de los clientes en línea y proteger a los usuarios de los ataques de phishing.

“Solo sería cuestión de programación reutilizarlo para bloquear otros tipos de contenido” le explicó Isavnin a AP. “El uso de esta tecnología en Rusia debería ser un llamado de atención para los ingenieros y desarrolladores de hardware y software de los proveedores de servicios de Internet que a menudo prefieren permanecer en su mundo geek y no meterse en política.”

“No se puede ser solo un ingeniero”, dijo el ingeniero y funador de la ONG que se enfoca en la censura. “Tienes que entender las consecuencias de lo que estás haciendo en el mundo real”.