En Venezuela el acceso a los mamógrafos ha decaído más del 40%

 

Foto El Universal

 

El pasado 19 de octubre se celebró el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama y por tal motivo, las organizaciones de salud -a nivel mundial- están realizando una campaña de Sensibilización del Cáncer de Mama durante todo el mes de octubre, publica El Universal.

Y a propósito de dicha campaña, la Sociedad Venezolana de Mastología (SVM) manifestó su preocupación por la grave situación que viven las mujeres venezolanas, con esta enfermedad, ante la imposibilidad de recibir tratamiento eficaz en los entes públicos de salud del país.

“Nuestro deber como sociedad médica es pronunciarnos públicamente para que la sociedad venezolana y la comunidad internacional conozcan la dramática situación que se vive en el país. No solo las mujeres con cáncer de mama ven peligrar su vida, las mujeres, en general, también están afectadas al no poderse realizar la pesquisa secundaria que implica la realización de la mamografía, ultrasonido y en algunos casos, biopsia”, indicó Jorge Pérez Fuentes, presidente de la SVM.

Pérez, agregó que muchas pacientes han dejado de recibir tratamiento. “Las que pueden, los buscan en otros países, pero son muy costosos. Un pequeño grupo se va del país para conseguir tratamiento”, dijo.

Por otra parte, la presidenta de la Fundación de Lucha contra el Cáncer de Mama (Funcamama), Luisa Rodríguez, explicó a El Universal que en el país existen varias barreras para abordar este tipo de cáncer.

“La primera barrera es el acceso al diagnóstico y falta de especialistas. Por una parte, las unidades públicas de imagenología mamaria no están activas. Por otra, hay un déficit de especialistas en centros públicos y privados, debido a la migración forzada”, exclamó la presidenta de Funcamama.

Rodriguez, también sostuvo que la disponibilidad de los mamógrafos ha decaído un 40% en todo el país.

A esta barrera, según la experta, se suma el acceso al quirófano y la aplicación del tratamiento adecuado para cada tipo de paciente. “No todos los quirófanos de los hospitales están disponibles; el paciente, para poder someterse a la operación, tiene que comprar sus insumos, como por ejemplo la anestesia”, aseveró.

Con respecto al tratamiento, la doctora dijo que más del 80% de los equipos públicos de radioterapia están paralizados. Además, el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) no tiene capacidad para dotar los medicamentos completos. Y a este proceso, se debe considerar el post tratamiento. “Una vez que se logra la quimioterapia o radioterapia, puede que se dificulte el acceso al post tratamiento”, indicó.