Al menos el 30% de los partos en Lara son de menores de edad

Cada vez hay más jóvenes menores de 20 años con embarazos no deseados. La situación exige a gritos políticas públicas para atacar el problema / Foto El Impulso

 

Tres de cada diez mujeres que dan a luz en los centros públicos del estado Lara son menores de 18 años. Las estadísticas, sacadas del Antonio María Pineda de Barquisimeto, desnudan una realidad que se ha convertido en un problema de salud pública y es que, la falta de educación sexual en comunidades y escuelas, dispara los partos en adolescente.

Por Osman Rojas | LA PRENSA de Lara

De acuerdo a lo explicado por médicos especialistas la cantidad de partos en mujeres menores de edad obedece a temas culturales y sociales. Históricamente el estado Lara ha visto cómo, en campos y zonas alejadas de la ciudad, las mujeres empiezan a dar a luz luego de los 14 años; sin embargo, esta constante se ha hecho mucho más frecuente en los momentos actuales y ha migrado a municipios como Iribarren y Palavecino entidades a las que se les atribuye el 40% de los partos en adolescentes contabilizados en la región.

Ruy Medina, exdirector de Salud en el estado Lara, explica que en estos momentos el parto en adolescentes es mucho más frecuente debido a la poca educación sexual que hay en las escuelas. Los programas de planificación familiar han ido desapareciendo del estado y eso deja desasistidos a los muchachos que recién descubren la pubertad.

“Si no hay una correcta educación sexual pasan este tipo de cosas. Los adolescente inventan y no miden las consecuencias”, comenta. Para Medina el abandono de la educación sexual en los adolescentes representa un problema mayor por la situación país, pues la grave crisis económica que hay en Venezuela hace que mamá y papá dejen sola la casa y niñas de 12 o 13 años se quedan desprotegidas.

De acuerdo a lo explicado por médicos que hacen vida en la maternidad del Hospital Central, la mayoría de embarazos en adolescentes se registran entre los 13 y los 16 años. Iribarren y Palavecino son los municipios de donde proviene la mayoría de partos a edades tempranas secundado por entidades como Crespo y Simón Planas.

El problema con los embarazos en adolescentes no es algo nuevo, pues ya en el 2018 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ubicaba a Venezuela como el tercer país del continente americano con mayor cantidad de partos a edades tempranas. La taza de fecundidad precoz en ese informe detallaba que por cada mil mujeres embarazadas 80,69 eran menores de edad. Estos números se han disparado en los últimos meses, pues la falta de pastillas anticonceptivas en las calles y el costo que tienen métodos tradicionales como el condón (40 mil bolívares) hace que sea muy cuesta arriba tener relaciones sexuales seguras.

Esta realidad representa un serio problema para el gremio médico. pues los especialistas explican que la gran mayoría de niños, hijos de madres adolescentes, terminan presentando problemas de desarrollo.

“Son pequeños que se forman en cuerpos que no están bien formados. No es natural que una niña de 13 años esté en una maternidad y eso afecta el desarrollo del bebé que puede nacer con malformaciones o enfermedades crónicas”, puntualizan los expertos.

Partos de riesgo

Los embarazos en adolescentes son considerados partos de alto riesgo. Según explican los médicos especialistas cada vez que hay trabajos de parto con una mujer menor de edad las alarmas se encienden, pues el 80% de estos embarazos termina con una complicación.

Jaime Cañizales, médico ginecobstetra, explica que la gran mayoría de estos niños son traídos al mundo por cesárea, pues no todas pueden pujar. “Eso va a condicionar a la paciente toda la vida porque en partos sucesivos la herida puede abrirse”, explica.

Otra de las cosas que complica es el estado nutricional de las mujeres, pues muchas llegan con problemas de peso y eso representa un riesgo para los niños. “Nacen desnutridos”, comenta.