¿Un Joker real? Le quitó la vida a cuatro jóvenes en el metro de Nueva York (Fotos)

 

La fascinación que ha causado el Joker o Guasón, el payaso triste y violento interpretado por Joaquin Phoenix, radica en que da voz a los marginados que sufren de injusticias y reprimen su ira ante las mismas.

Por: Cultura Colectiva

El sentimiento de impotencia que se genera tras una injusticia, puede desatar una ira incontrolable y lamentablemente la realidad muchas veces supera a la ficción. Bernahard Hugo Goetz, era un ciudadano promedio de la ciudad de Nueva York en Estados Unidos; un ingeniero electrónico de 36 años, alto y delgado, de temple calmado. Nadie sospecharía que sería capaz de matar una mosca.

Este hombre disparó a cuatro sujetos que intentaron asaltarlo en uno de los vagones del peligroso metro de Nueva York aquel frío 22 de diciembre de 1984. El conductor del convoy detuvo la marcha al escuchar el tiroteo, Goetz, aprovecho la confusión para huir a su casa y tras nueve días en su casa, el ingeniero se entregó a la Policía de New Hampshire pronunciando contundentemente “Ustedes no se imaginan lo que es ser una víctima”

La gente de aquella época conoció el motivo del ataque de Goetz y mostraron su apoyo pidiendo su libertad y haciendo manifestaciones públicas defendiendo el derecho de “el Vigilante”, sobrenombre que le dieron a Goetz tras el incidente, para defenderse por propia mano. Estas manifestaciones comenzaron con poca concurrencia pero al pasar los días a la oficina de la policía llegaron miles de cartas pidiendo que le fueran retirados los cargos.

Otras personas crearon un fondo para costear los gastos de la defensa del Goetz y hasta el club de tiro de nueva York lo nombró “ciudadano del año” y donó mil dólares para su defensa. El apoyo de la ciudadanía también quedó registrado en una de las principales avenidas de Manhattan, con un enorme graffitti que decía «Power to the vigilante! N.Y. loves ya!». Poder al vigilante, Nueva York te ama, en español.