Messi y una lección de humildad para los argentinos: Nos creemos mejores que todos, pero estamos lejos

Lionel Messi de Argentina reacciona REUTERS / Luisa Gonzalez

 

 

 

Lionel Messi, tras ganar su sexta Bota de Oro (premio que se le otorga al máximo goleador de Europa) y el estreno de la edición especial que creó el Circo du Soleil en homenaje a su carrera, mantuvo una charla con el programa Perros de la Calle, que se emite por Radio Metro.

El delantero del Barcelona, que mañana visitará al Eibar por la Fecha 9 de La Liga, confesó cuál es el mayor error de los argentinos, elogió a Juan Román Riquelme y contó detalles sobre la crianza de sus hijos.

Uno de los mayores errores de nosotros (los argentinos) es creernos los mejores de todos. Y la verdad es que en muchas cosas estamos lejísimo”, expresó sin rodeos el capitán de la selección de fútbol nacional. Y luego, agregó: “Yo la tuve que pelear, tuve que dejar mi país, mi gente, mis amigos, con 13 años. Venir a Barcelona, que era algo impensado. Quemé etapas muy rápido, y eso hizo que esté siempre metido en querer cumplir mi sueño. Nunca imaginé que fuera a pasarme todo lo que viví, mi sueño era mucho más tranquilo de todo lo que después me tocó pasar. Y en el medio hubo muchas decepciones que me ayudaron a superarme y crecer como futbolista”.

Pese a llevar más de la mitad de su vida viviendo en España, La Pulga no se olvida de si ciudad natal: “Siempre tuvimos los pies en la tierra. Seguimos siendo de Rosario aunque estemos lejos. El poco tiempo que tenemos tratamos de viajar para allá”.

Siempre tuve a mi viejo al lado para guiarme. El venir al Barcelona, en un club tan grande, me hizo crecer como persona. La educación que me dieron en La Masía y los valores que me enseñaron de chico hizo que siga una línea”, comentó. “Mis viejos si me tienen que decir cosas me las dicen. Todo lo que hago, mas allá de consultarlo con Antonela, lo hago con mi mamá y mi papá”, añadió.

La crianza de sus hijos y los retos a Mateo:

– “Tenemos clarísimo lo que queremos para ellos y trataremos de hacer lo mejor para educarlos, como nuestros padres lo hicieron con nosotros”.

– “Mateo y Ciro son más chicos. Thiago entiende un poco más y es más maduro, ya tiene su grupo de amigos desde los 3 años. Recién ahora los amigos le hablan del papá futbolista, pero al mismo tiempo soy un padre más para ellos, porque me vieron desde chicos. Siempre fui a los cumpleaños de los compañeritos, conozco a los padres. Se armó un lindo grupo”.

– “Thiago mira muchos videos en Youtube. Va viendo cosas de años anteriores y me pregunta si es verdad si me pasó tal cosa, si me decían tal otra”.

– “Ciro sigue el camino de Mateo, incluso peor. Estamos a la expectativa”.

– “A veces no te queda otra que reírte, hacen cada cosas que te morís. Me hace caso Mateo, pero me desafía. Thiago es mucho más sensible. A este lo cagas a pedo y no le gusta nada, pero suelen hacer caso”.

El show especial que le dedicó el Circo du Soleil:

– “Lo disfruté mucho, pero también había ansiedad. Todos fuimos a ver diferentes shows del circo, pero uno que era basado en mí… No tenía en claro lo que iba a pasar. Había una gran expectativa”.

– “Íbamos en el auto y Antonela me decía si estaba nervioso. A ella le transpiraban las manos. Vivirlo fue increíble”.

– “Estaba conectado con lo que veía, con el nerviosismo, con que no se le caiga nada a nadie. En la historia no porque yo sabía cómo la iban a contar. Estaba más pendiente de lo que iba pasando”.

Así lo reseñó Infobae