Huawei: la importancia militar de la tecnología

 

Desde hace más de medio siglo Estados Unidos está acostumbrada a liderar militarmente y las sanciones a Huawei, más que un componente de las negociaciones comerciales con China, son parte del enfrentamiento entre potencias.

Por Laszlo Beke

En los años 80 del Siglo XX, las inversiones del Pentágono en tecnología innovadoras como Stealth e Internet ayudaron a ganarle la Guerra Fría a la Unión Soviética y consolidaron el status de Estados Unidos como la única superpotencia. Estados Unidos enfrenta un punto de inflexión en su competencia con China y la tecnología 5G tiene implicaciones significativas en el campo de batalla. Ahora existe un consenso creciente que China está liderizando el camino en lo que respecta a las redes inalámbricas de quinta generación y la tecnología 5G en particular.

Realizar la transición a 5G permitirá compartir en tiempo real grandes volúmenes de data a través de grandes distancias- bien sea con un dron enviando video al centro de comando o soldados contactando por radio desde su ubicación – permitiendo al Departamento de Defensa de Estados Unidos conectar sistemas legacy dentro de una sola red más amplia y proveyendo un cuadro integral del campo de batalla.

La carrera por el G5 – desarrollo comercial

El sector de redes inalámbricas todavía está buscando el modelo apropiado para el despliegue comercial de G5, la carrera está recién comenzando y el futuro es difícil de predecir. El Departamento de Defensa sabe que las innovaciones en la tecnología 5G deben hacerse en el sector privado y se esfuerza por conseguir formas de incentivar la innovación en el sector comercial. Adicionalmente necesita invertir para desarrollar protecciones de ciberseguridad para las redes militares y para planificar para las próximas generaciones de telecomunicaciones, 6G y más allá.

Espectro de banda media y alta

El espectro medio es el que ha sido priorizado para el despliegue de G5 en casi todo el mundo. En Estados Unidos existe un importante obstáculo logístico, ya que la mayor parte del espectro medio está reservado para el gobierno federal, y por ello los operadores han concentrado su desarrollo en el espectro de banda alta. Las frecuencias de banda media pueden viajar mayores distancias y pueden penetrar obstáculos densos como paredes y edificaciones, por ello son ideales para proveer servicio a un área amplia. Las frecuencias de banda alta pueden transportar grandes cantidades de data a velocidades mayores, pero en un rango más limitado y no pueden pasar a través de ciertos obstáculos. Por ello, los proveedores de 5G que utilicen banda alta tendrán que construir muchas más celdas para alcanzar la misma cobertura. El Pentágono está trabajando en soluciones de “compartición dinámica del espectro”.

El Pentágono piensa que donde puede obtener una ventaja es en el espectro de banda alta. Estas son las más apropiadas para operaciones militares sensitivas, al igual que para redes virtuales en fábricas inteligentes. Las frecuencias de banda alta son menos detectables, ya que se propagan menos, por lo tanto representan una ayuda cuando un adversario trata de localizar las fuerzas propias. Por otro lado, los críticos se preocupan ya que esta pudiera representar un situación insostenible para el sector comercial estadounidense de telecomunicaciones si otros países no adoptan el enfoque de banda alta.

Las negociaciones

El pasado mes de Mayo 2019 restringió la venta de software, microchips y otras partes vitales de parte de empresas norteamericanas a Huawei, por la preocupación que Beijing pudiera usar equipos Huawei para espiar a Estados Unidos o sus aliados. Esto fue parte de una campaña más amplia para restringir el crecimiento de China como un centro neurálgico de tecnología.

El anuncio más reciente que las empresas norteamericanas podrían realizar algunas ventas limitadas a Huawei es parte del compromiso con China para reiniciar negociaciones. Pero, funcionarios de Estados Unidos han continuado presionando a los aliados a no utilizar equipos Huawei para sus redes móviles de próxima generación debido al riesgo de seguridad que representa el uso que China pueda darles para espiar.

Huawei, la empresa global tecnología más importante de China, ha anunciado que producirá equipos G5 sin componentes norteamericanos. Si Huawei no logra encontrar una forma de evadir el bloqueo estadounidense sus días como una corporación global están contados. Por el contrario si lo consigue, la competencia entre Estados Unidos y China por la supremacía en las tecnologías entrará en una fase crítica y podría impulsar la economía global, conformar nuevas alianzas y determinar el balance militar en el Siglo XXI.


Incluye información proveniente de “America’s Answer to Huawei” http://bit.ly/2pgpsYl, “Trump Takes his Foot off Huawei’s Neck — and Catches Hell for it” http://bit.ly/2xqkbhK y “Can Huawei Go Its Own Way?”  http://bit.ly/2n3k9uK. También aparece en mi blog http://bit.ly/32cGjde.