Aruba pone fin a contrato con Citgo para renovar y operar refinería de petróleo

El logotipo de Citgo ya no estará en las instalaciones de la refinería de Aruba | foto archivo

 

Aruba alcanzó el miércoles un acuerdo con Citgo Petroleum Corp, filial estadounidense de la petrolera estatal venezolana PDVSA, para poner fin a su contrato para renovar y operar la refinería de la isla, dijo en un comunicado la primera ministra de la nación caribeña.

Por DMB | lapatilla.com

Aruba planea buscar candidatos externos para hacerse cargo de la refinería de 209.000 barriles por día, anunció la primera ministra Evelyn Wever-Croes. La instalación ha estado inactiva por las sanciones de Estados Unidos a PDVSA.

“Tomó mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucha energía, pero finalmente Citgo admitió que no tenía capacidad para cumplir con los acuerdos”, dijo Wever-Croes en un comunicado reseñada por Reuters.

Una portavoz de Citgo no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Citgo y Aruba acordaron en 2016 un contrato de 25 años para restaurar y reabrir la planta, que se encontraba parada desde 2012 después de que su exoperador, la estadounidense Valero Energy Corp, dejó el negocio por la baja rentabilidad.

La recuperación significa que Aruba puede avanzar para tratar de encontrar otro operador para restaurar y reiniciar la refinería, o arrendar el terminal de 12 MM de barriles de capacidad. Al menos un contratista se está preparando para embargar las cuentas bancarias locales de Citgo Aruba para cobrar la deuda impaga, dijo a Argus un alto funcionario del gobierno de Aruba

La revisión de la planta, que recibió en un inicio fondos de Citgo y PDVSA, había avanzado poco desde que Estados Unidos emitió hace dos años una primera ronda de sanciones contra la estatal venezolana.

A principios de este año, otra serie de medidas punitivas de Washington dejó a la refinería sin acceso al crédito.

Citgo, con una refinería con 750.000 b / d de capacidad en suelo estadounidense, ahora está controlada administrativamente por la administración paralela de Guaido, aunque Citgo Aruba ha permanecido en manos de Pdvsa, que todavía está controlado por Maduro.

El colapso del proyecto de Aruba es el último golpe para Pdvsa, que ha perdido la mayor parte de su red logística del Caribe holandés que fue fundamental para llegar a los mercados de exportación en los Estados Unidos y Asia. El arrendamiento de la refinería y terminal de Pdvsa en Curazao expira en diciembre, y el gobierno de esa isla está negociando con la refinería alemana Klesch para hacerse cargo de las operaciones.