Lorena Laya: Desalojaremos de Chaguaramas a las mafias que se burlan del sufrimiento de la gente

Guárico
Foto: Vente Venezuela en el municipio Chaguaramas del estado Guárico / Prensa

 

El alcalde ilegítimo de Chaguaramas pide a los ciudadanos echarle azúcar al agua sucia que sale de las tuberías, “para que hagamos cuenta que estamos bebiendo Nestea”

Lorena Laya, coordinadora de Vente Venezuela en el municipio Chaguaramas del estado Guárico, recorrió este fin de semana los sectores La Lejanía, Calanche II y Banco Obrero de esa jurisdicción llanera, en su trabajo de organización de la ciudadanía en la denominada “ruta del coraje”. Desde Banco Obrero, señaló este domingo que la lucha es por el desalojo de las mafias que se burlan del sufrimiento de la gente.

“Aquí en Chaguaramas el delincuente que usurpa la alcaldía, no tiene ningún empacho en hacer chistes de los dramas que, con su estadía ilegítima, él agrava. En Calanche II, La Lejanía y Banco Obrero, aires acondicionados, licuadoras, neveras, se han dañado por la precaria prestación del servicio de la electricidad. Ha llegado a decir este ciudadano que los bombillos que quedan titilantes en cada falla de electricidad, como un arbolito, son adelanto de la temporada navideña”, comentó.

Y añadió: “Es el mismo ciudadano que se mofó por radio de los chaguarameros, recomendando a todos aquí echarle azúcar al barro que sale de las tuberías, para que hagamos cuenta que estamos bebiendo Nestea […] Se burlará también de quienes, consecuencia de la insalubridad del agua, sufren severas enfermedades gastrointestinales y no tienen dónde atenderse porque en Chaguaramas no hay centro de salud y, como en todo el país, tampoco tiene medicinas”.

Lorena Laya resaltó que el cambio que promueve su organización política “no es de una cara por otra, de un partido por otro o de un color por otro”. Es –resaltó- el cambio de una concepción de sociedad por otra. “Una vez que se quiebre el Estado criminal, del cual este señor aquí en Chaguaramas también forma parte, debemos crear una sociedad donde los funcionarios sean servidores públicos y no vividores de lo público; un Estado al servicio del ciudadano y no al revés”, expuso.

Por último, subrayó que la buena prestación de servicios públicos solo se logrará en libertad, con criterios de gobernanza y eficiencia: “El Estado no está para prestar servicio eléctrico, tampoco el de agua. Concebir los servicios públicos como servicios estatales es abonar la corrupción y el saqueo. Los servicios públicos deben ser desestatizados y descentralizados; para que, en esa medida, los ciudadanos los tengan con calidad. Así tendremos un país con calidad de vida y felicidad”.

 

Nota de prensa