¡Insólito! Policías armados allanaron la casa del campeón de Fortnite tras una denuncia falsa

 

Kyle “Bugha” Giersdorf, de 16 años, estaba transmitiendo una partida del juego cuando sufrió “swatting”. Qué es esto y cuáles son sus riesgos.

Por: Clarín

Kyle “Bugha” Giersdorf es uno de los nombres más reconocidos en el mundo de los Esports: hace algunas semanas, este chico de apenas 16 años se coronó campeón del Mundial de Fortnite que se jugó en Nueva York (Estados Unidos), en el cual ganó nada más y nada menos que 3 millones de dólares.

Ahora bien, su fama le trajo algunas consecuencias negativas. Es que policías armados irrumpieron en la casa de Giersdorf tras una denuncia falsa mientras el joven estaba transmitiendo una partida de Fortnite en la plataforma Twitch.

Según contaron medios estadounidenses, “Bugha” se encontraba en el medio del streaming cuando debió ausentarse de su habitación tras el aviso de su padre: la policía se encontraba en la puerta de su hogar en respuesta a una denuncia anónima, aparentemente buscando a un peligroso delincuente.

Ahora, este tipo de bromas son consideradas cercanas al terrorismo debido a su potencial para causar desorden público, hacer perder el tiempo a los servicios de emergencia y, por tanto, distraer su atención de emergencias verdaderas y causar posibles daños físicos y psicológicos a las víctimas.