¡OJO! Denuncian que los productos artesanales se han convertido en foco de infecciones

artesanales
EFE/Cristian Hernández

 

La venta de alimentos en las calles es el principal foco de infecciones para los venezolanos. Según explican diversos especialistas en el estado, la comercialización de alimentos colombianos o artesanales son caldo de cultivo para que enfermedades como la leptospirosis, afección bacteriana que genera fiebre, dolores musculares, se disparen elevando la tasa de mortalidad en el país.

Por lapatilla.com
Así lo reseña La Prensa

Edinson Arciniega, director ejecutivo de la organización Ciudadanía en Acción, asegura que, desde junio del 2018 a junio del 2019, en el país habían muerto 620 personas intoxicadas con la ingesta de alimentos y bebidas alcohólicas adulteradas o en mal estado. Las cifras representan un aumento del 228% si se toma en cuenta que, para la misma fecha en el 2017, se habían contabilizado 271 muertes por la misma causa.

“Estamos en presencia de una ruptura de la cadena de resguardo de la inocuidad alimentaria en el país, por lo que es indispensable que el Estado venezolano opere a restablecerla, pues aunque la incidencia de intoxicaciones aún sigue generando un porcentaje marginal del total de fallecimientos en el país nos preocupa enormemente el aumento exponencial entre las causas de muerte de los venezolanos”, sostuvo el especialista.

Según el informe entregado por la organización, la principal causa de muerte por contaminación está relacionada con el consumo de harinas artesanales, pues las estadísticas indican que son 313 muertes relacionadas con este problema lo que representa casi el 50% de las víctimas. En segundo lugar está el consumo de bebidas alcohólicas adulteradas pues en este apartado se han registrado 190 fallecimientos de los cuales se estima que al menos tres proceden del estado Lara.

El consumo de harinas artesanales no es lo único que enferma a la población en Lara, pues el pasado 20 de junio los dermatólogos en el estado hicieron un llamado a las autoridades regionales para que le metieran el ojo a la venta de jabones colombianos y caseros en los mercados populares.

 

Leer más en La Prensa