Dueño de empresa vinculado a intromisión en WhatsApp promete a Amnistía que evitará abusos

 

El propietario del Grupo NSO dijo que hará todo lo necesario para garantizar que el software espía de la firma israelí no socave los derechos humanos, luego de que Amnistía Internacional pidió revocar la licencia de exportación de la empresa, a la que se ha vinculado a una violación de seguridad de WhatsApp.

Si bien no se refirió a ataques específicos, NSO dijo en un comunicado el martes que investigaría cualquier “acusación creíble de uso indebido” de su tecnología que “solo es operada por agencias de inteligencia y judiciales”.

WhatsApp, una unidad de Facebook, dijo a grupos de derechos humanos que creía que el software espía usado en la intromisión fue desarrollado por NSO, mejor conocido por sus herramientas de pirateo móvil, dijo el martes Eva Galperin, directora de ciberseguridad de Electronic Frontier Foundation, que tiene su sede en San Francisco

Una segunda persona con conocimiento del asunto también identificó el software espía de NSO, cuyo mayor inversor es Novalpina Capital.

En una carta del 15 de mayo a Amnistía, Novalpina dijo que controla el consejo de NSO y que posee cerca de dos tercios de su compañía controladora.

La carta, firmada por el socio fundador Stephen Peel, dijo que Novalpina estaba “decidida a hacer todo lo necesario para garantizar que la tecnología de NSO se use para el propósito para el que fue diseñada: la prevención de daños a los derechos humanos fundamentales por terrorismo y delitos graves, y que no se abuse de ella en una manera que socave otros derechos humanos igualmente fundamentales”.

WhatsApp, una herramienta de mensajería usada por 1.500 millones de personas cada mes, dijo que había notificado al Departamento de Justicia de Estados Unidos para que le ayude en una investigación, y alentó a todos sus usuarios a actualizar la aplicación.

Reuters