Cierre técnico de oncológico de Ciudad Bolívar pone en riesgo a más de 200 enfermos de cáncer

Hace dos semanas cerró la Sala de Mezcla del Centro Oncológico Virgen del Valle, en Ciudad Bolívar. Otra sala, la de quimioterapia, funciona en un 25%. El equipo de radioterapia lleva dos años dañados, tampoco cuenta con los insumos suficientes para atender a la demanda de pacientes, al menos 130 del estado Bolívar, más los que llegan de Anzoátegui, Monagas, Delta Amacuro y Amazonas: 200 en total. Así lo reseña correodelcaroni.com

Por Jhoalys Siverio

Médicos denunciaron el cierre técnico del oncológico que incrementa la tasa de mortalidad por cáncer. La mayoría de las salas están sin aire acondicionado, lo que imposibilita preparar las mezclas para quimioterapias, ya que aumentan los efectos adversos cuando el preparado no está a la temperatura recomendada, a menos de 25 grados centígrados.

Aunque este año no hay niños pacientes en el centro, calcularon que a comienzos de 2018 murieron entre 20 y 30 menores por falta de tratamiento. Lo que hacen con la mayoría de los pacientes es referirlos a Barcelona, estado Anzoátegui, o a Brasil. Los llevan a Boa Vista, y de allí pasan a Manaos o a Sao Paulo, pero no todos tienen las posibilidades de costear los gastos.

Médicos también advirtieron sobre la alta mortalidad por cáncer de cuello uterino al no poder realizarse las radioterapias. Los cinco equipos en la región oriente no funcionan. El de Ciudad Bolívar tiene dos años dañado; el de Rotary San Félix ya tiene más de seis años; los de Barcelona y Nueva Esparta llevan casi un año; y el de Cumaná dejó de funcionar la semana pasada.

Tampoco hay tratamiento para cáncer de cuello uterino, y los costos en centros privados ascienden a unos 3 mil dólares. El paciente ha dejado de asistir por falta de dinero para costear medicamentos, movilización, estadía y demás insumos. Una solución fisiológica cuesta entre 20 y 30 mil bolívares, y se requiere entre cinco y seis soluciones para un ciclo; hay quienes necesitan de, mínimo, cuatro ciclos y otros pueden tener quimioterapia de por vida.

Por otra parte, los tres quirófanos nunca estuvieron operativos porque fueron dotados parcialmente. Desde hace dos años dependen del Complejo Universitario Hospitalario Ruiz y Páez en Ciudad Bolívar. Más de 60 pacientes esperan por un cupo para cirugía. Algunos perderían el cupo, debido a que el cáncer puede hacer metástasis.

Además del riesgo de los pacientes, el cierre del oncológico Virgen del Valle dejaría sin empleo a aproximadamente 50 personas entre médicos, enfermeras y demás personal.