Gustavo Tarre Briceño: Régimen de Maduro debe 12 millones de dólares a la OEA

El enviado de Guaidó a la Organización de Estados Americanos (OEA), Gustavo Tarre, durante una sesión protocolaria del Consejo Permanente de la organización, este miércoles en Washington (Estados Unidos)  EFE/ Erik S. Lesser

 

Gustavo Tarre, representante en la Organización de Estados Americanos (OEA) de Venezuela nombrado por el presidente encargado Juan Guaidó, aseguró este miércoles que el régimen de Nicolás Maduro contrajo una deuda de 12 millones de dólares con el organismo.

“Es alrededor de 12 millones de dólares, eso lo vamos a pagar en lo que cese la usurpación”, explicó Tarre a la prensa en la sede de la OEA, en Washington.

Tarre, que asumió como embajador del Parlamento de Venezuela el 10 de abril, reiteró su “compromiso absoluto” con el pago de esa deuda, aunque explicó que, como se trata de una “deuda tan importante”, pedirá al organismo “un plan de pago” para afrontar la deuda de manera progresiva.

El régimen de Maduro, en teoría, tiene la responsabilidad de pagar esos 12 millones de dólares para completar su retirada de la OEA, que solicitó hace dos años y que se consumará el 27 de abril.

Sin embargo, la Secretaría General de la OEA, liderada por Luis Almagro, considera que el proceso de salida quedó suspendido desde que el 22 de enero la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), controlada por la oposición, decidiera garantizar la permanencia del país suramericano en la organismo.

Tarre ocupó hoy miércoles por primera vez el asiento de Venezuela durante una sesión protocolaria del Consejo Permanente destinada a recibir al presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

El Consejo Permanente de la OEA aprobó el 9 de abril una resolución que resuelve “aceptar el nombramiento del señor Gustavo Tarre como representante permanente, designado de la Asamblea Nacional, hasta que se celebren nuevas elecciones y el nombramiento de un Gobierno democráticamente electo”.

El texto identifica a Tarre como representante de la AN, presidida por Guaidó, y no menciona a Venezuela; pero los países que avalaron la resolución y la Secretaría General de la OEA lo han interpretado como un reconocimiento para que pueda ejercer como embajador.

La OEA declaró el 10 de enero ilegítima la toma de posesión de Maduro, pero no ha aprobado ninguna resolución que específicamente reconozca a Guaidó como presidente de Venezuela.

Con información de EFE