Unión Europea aplicará nuevas sanciones a funcionarios de Maduro si la situación se sigue deteriorando

Un hombre que dijo que trabaja como guardia de seguridad, busca comida junto a un cubo de basura en Caracas, Venezuela REUTERS / Carlos Jasso

 

 

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea, UE, volverán a abordar mañana la crisis en Venezuela y los progresos del grupo de contacto internacional impulsado por la UE para facilitar un adelanto de elecciones presidenciales en el país, sin contemplar por el momento aprobar nuevas sanciones.

Los ministros de los Veintiocho, reunidos en un Consejo en Luxemburgo, tratarán el asunto de Venezuela durante su almuerzo de trabajo de manera informal, de manera que no se esperan decisiones al respecto, indicaron fuentes comunitarias.

Por lo que se refiere a la posibilidad de preparar nuevas sanciones contra el entorno de Maduro, tres fuentes diplomáticas coincidieron en que es una opción que “sigue sobre la mesa”, en caso de que la situación empeore aún más.

“Ya tenemos sanciones en vigor (selectivas contra cargos venezolanos). Estamos dispuestos a más si la situación se deteriora, es una opción”, corroboró un alto funcionario comunitario.

El grupo de contacto auspiciado por la UE, en el que participan España y otros siete Estados miembros además de Uruguay, Costa Rica, Ecuador y Bolivia, ya se ha reunido a nivel ministerial en Montevideo y Quito y ha enviado misiones técnicas a Caracas para hablar de primera mano con todas las partes enfrentadas en la crisis política venezolana.

Según lo pactado por los Veintiocho, el grupo tiene mandato por 90 días y, con solo un mes de trabajo por delante antes de que expire, la UE se plantea la necesidad de mantenerlo por más tiempo.

En la próxima reunión ministerial del grupo de contacto, prevista en Costa Rica para primeros de mayo, fuentes comunitarias y diplomáticas prevén que se tome una decisión sobre si lo prolongan.

Las fuentes reconocieron “cierto progreso” en las tareas del grupo relacionadas con la asistencia humanitaria en Venezuela, que llegaron a calificar de “esencial”, pero no tanto en el lado político, ya que el Gobierno de Nicolás Maduro sigue sin plantear la cuestión de unas elecciones presidenciales anticipadas.

En paralelo, la UE debate cómo combatir todo lo posible la “instrumentalización” del conflicto en Venezuela por parte de Estados Unidos y Rusia, país que ha enviado dos aviones con militares a Caracas.

 

La UE estará atenta a “posibles involuciones” en la situación política en el país, en especial en relación con la oposición y el presidente de la Asamblea Nacional y presidente encargado del país, Juan Guaidó, a quien las autoridades venezolanas ya han retirado la inmunidad parlamentaria.

Esa medida fue considerada por la UE esta semana como una “grave violación” del Estado de Derecho y la separación de poderes.

“El marco (legal en la UE para aprobar nuevas sanciones) ya existe. La cuestión es cómo graduar los mensajes en función de las necesidades”, comentaron fuentes diplomáticas.

Asimismo, las medidas restrictivas contemplan la prohibición de viajar a la UE y la congelación de activos en territorio europeo de 18 personas con cargos oficiales a las que la UE considera “responsables de violaciones de los derechos humanos” y de “haber socavado la democracia y el Estado de derecho” en Venezuela.

Los ministros también aprobarán unas conclusiones sobre la situación en Afganistán y los esfuerzos diplomáticos de Estados Unidos por lograr una salida negociada al conflicto.

UE pedirá que se inicien lo antes posible las negociaciones directas entre el Gobierno afgano y los talibanes y que el proceso de paz sea inclusivo y en él haya una participación significativa de las mujeres.

EFE