Sobreviviente de represión en Anzoátegui exige que se asigne un fiscal a su caso

Foto: Cortesía

 

Ya ha transcurrido casi un mes desde que Félix Acosta fue gravemente herido de bala durante una protesta en Barcelona, donde funcionarios policiales reprimieron con brutalidad a los manifestantes, y las autoridades aún no han detenido al responsable del intento de homicidio.

“La Fiscalía no me ha citado y se hace la vista gorda con mi caso. Lo que me indigna es que quien me disparó continúe hiriendo y posiblemente matando a otros jóvenes que están en su derecho de protestar contra la dictadura. No quiero que esto quede impune y por eso exijo que el Ministerio Público asigne ya un fiscal a mi caso y poder declarar en su despacho”, recalcó Acosta.

El joven denuncia que aun cuando existen varios videos que corroboran su versión de que los policías dispararon balas durante la protesta del pasado 23 de enero, y que ese material lo posee el CICPC como pruebas del delito, observa que no se culmina la investigación y, por ende, no hay detenidos.

Acosta relata que cuando lo hirieron y lo trasladaron al centro hospitalario, ya había perdido el 65% de sangre y los médicos no le daban esperanza de vida, pues también tenía fractura de clavícula y perforación de un pulmón.

Según el abogado José Santoyo, quien asiste legalmente a Acosta, existen evidencias con las que se puede precisar la responsabilidad de funcionarios policiales en esta violación de los derechos humanos.

“Preocupa que entre Polibolívar y la Policía Nacional Bolivariana se escurra la responsabilidad por este hecho. Sabemos que como se trata de funcionarios del régimen, se están cubriendo las espaldas”.

El dirigente de Vente Venezuela en Anzoátegui advirtió que mientras el culpable de este homicidio frustrado ande suelto, Acosta teme por su vida. “Exhortamos también la participación de organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos para que apoyen y se haga justicia”.

Nota de Prensa