Automercados El Patio a la Opinión Pública

SupermercadoElPatio

 

Desde hace más de 40 años, Automercados El Patio ha asumido su rol como distribuidor de alimentos e insumos con estrictos controles de calidad y brindando el mejor servicio a su distinguida clientela.

Los últimos años la realidad venezolana nos ha llevado a incorporarnos de manera decidida en las relaciones con las autoridades locales, con los demás comercios y con las comunidades vecinas a nuestras tiendas. Esta relación ha sido especialmente fructífera en la construcción de lazos muy fuertes que nos ubica como actores en un proceso de integración que siempre hemos considerado prioritario para nuestro desenvolvimiento empresarial.

A través de esta estrategia procuramos racionalizar e involucrarnos en la búsqueda de una solución al problema urbanístico muy complejo que generan las inmensas colas de ciudadanos esperando su turno para acceder a los productos regulados.

Esta crisis se ha agravado en fechas recientes ante la decisión de otras empresas del sector de no cancelar sus obligaciones con los proveedores de productos regulados para evitar recibir nuevos despachos, trasladando la crisis a quienes asumimos nuestra responsabilidad como siempre hemos hecho. Esta situación ha sido denunciada por nuestro VP, Lic. Fernando Ignacio de Oliveira Goncalves en el seno de ANSA en varias ocasiones.

Las colas de personas esperando ser atendidas por nosotros en Santa Fe crecen cada día y entendemos incomodan a los vecinos del sector, no obstante, las mismas se desarrollan en la vía pública, espacios ajenos a la responsabilidad de nuestra empresa. Como es por todos conocido, son las autoridades competentes las responsables de materias específicas como Orden Público y Vialidad.

Adicionalmente hemos recibido solicitudes de acceso a los productos regulados de una manera más sencilla y preferencial para los habitantes de la Zona.

Desde hace dos meses, nuestro Director de Asuntos Públicos, Ing. Gabriel Reyes ha asistido e intervenido en reuniones en la Alcaldía con el alcalde, concejales, empresarios y vecinos en búsqueda de soluciones. Este ejercicio lo han repetido en sesión del Concejo Municipal de Baruta, en las diferentes Asociaciones de Vecinos y en Asambleas convocadas por estos con asistencia de la comunidad, siempre manteniendo nuestra posición corporativa de atender puertas adentro nuestras obligaciones y coadyudar en las obligaciones de los demás actores involucrados.

De todas estas reuniones, un grupo de vecinos presentó un proyecto de solución al problema de las colas en Santa Fe (anexo) que hasta la fecha no ha recibido la aprobación de las autoridades municipales pero donde el costo de dicha idea, aproximadamente Dos Millones de Bolívares, los vecinos a cargo decidieron corresponde en exclusiva al Automercado El Patio sufragar.

Todavía en nuestro propósito de colaborar ofrecimos costear algunos conceptos, y nuestra propuesta fue considerada “insuficiente” por una Asamblea de Vecinos que decidió realizar lo que ellos llamaron “boicot” a nuestras tiendas donde irrumpieron de manera violenta a nuestras instalaciones pretendiendo que nuestra actividad fuera suspendida por no darle solución a su problema urbanístico con las colas.

Estos lamentables hechos ocasionaron lesiones a empleados que cumplían con su jornada, amenazas e insultos a nuestra gerente y un desorden que ameritó cerrar nuestras instalaciones hasta que la policía municipal disolvió tan penosa situación.

Ante estos hechos invocamos el respeto a las libertades económicas expresada en nuestra Carta Magna, loa derechos individuales y colectivos que en ella nos protegen de la anarquía y la barbarie, y solicitamos a las autoridades competentes acudan a ofrecer soluciones en áreas de su estricta competencia para garantizar el Orden Público.

Automercados El Patio, fiel cumplidor del marco legal y obligaciones tributarias, continuará su labor de distribuir alimentos e insumos a su distinguida clientela sin discriminaciones, ni positiva ni negativa, y con el apoyo de quienes por casi medio siglo han reconocido nuestros esfuerzos en atenderlos con especial dedicación ofreciendo productos de calidad y demandará por ante las autoridades judiciales competentes el respeto que nuestros empleados, gerentes y directivos merecen en un Estado de Derecho que debe prevalecer ante eventuales actos vandálicos que no facilitan ninguna solución a los problemas existentes.