Marcos Hernández López: ¿El reto 110 / 120 Alcaldías?

Los comicios locales son batallas electorales sujetas en su mayoría a la dinámica política, económica y social, además, estos componentes son inmanentes hasta el último momento para elegir a un alcalde en  determinados contextos. El éxito de los resultados de las elecciones municipales estarán en quien mueva mejor las piezas del ajedrez político electoral entre oposición vs oficialismo.

El reto que tiene la oposición es obtener el doble de las alcaldías, pasar de 52 a 104 y porque no ser más ambicioso y aspirar ganar entre 110 a 120, no obstante, el número final dependerá de las estrategias que active sistemáticamente Capriles y la MUD de acuerdo al momento histórico. Una fortaleza que tiene el Comando Simón Bolívar, existen indicadores políticos y económicos a su favor, pero debe evitar por todos los medios que el terrorismo psicológico se imponga como estrategia para desmotivar y desmovilizar a sus  electores. Igualmente el equipo técnico electoral de la MUD deberá evaluar antes el 8/D el registro electoral para así evitar que los muertos  voten e impedir que el día del evento se manipulen los testigos de mesas. Es evidente, que el CNE no satisface la mayoría de las demandas electorales de la MUD, esta realidad no se puede convertir en un obstáculo para la oposición logre su objetivo: Ganar la mayoría de las alcaldías. Según nuestros últimos sondeos de opinión este país quiere un cambio y tiene la oportunidad de hacerlo realidad el próximo 8/D.

Según la lógica electoral el Gran Polo Patriótico ganarán la mayoría de las alcaldías y buscaran por todo los medios posibles  lograr vencer a los aspirantes de la derecha progresistas sobre todo en la Alcaldía Metropolitana, municipios: Sucre, Baruta, mantener Libertador (Distrito Capital), Maracaibo,  Valencia, Barquisimeto, Maracay, Porlamar, Ciudad Bolívar, Cumana, Mérida, San Cristóbal, Barinas, San Felipe… consideradas como trofeos.

La tarjeta del Chavismo para los comicios locales devela que el Gobierno nacional intenta mantener el mito de Chávez y no identificarlo con la gestión de Nicolás Maduro, es decir, el sector oficialista se refugia en su mito. Nunca el PSUV ha dejado que pierda vigencia la imagen de Chávez y menos en momentos de elecciones. Incluso antes de su muerte comenzaron a colocar su rostro en diversas obras, programas televisivos del oficialismo, discursos del comandante supremo y hasta utilizar su voz en el himno nacional para dar apertura actos del gobierno a fin de manipular a sus colectivos. Desconectar el mito de Chávez  de la memoria del venezolano no es una tarea fácil; su imagen se desvincula de los problemas a los que la población exige respuesta, hasta el momento Maduro no ha logrado sacarle el provecho que esperaba para suavizar la crisis que le ha tocado enfrentar de manera errada.

Nuestras investigaciones electorales nos revelan, la oposición es más fuerte en grandes centros poblados que conforman el país, pero en números de alcaldes el gobierno hasta ahora lograría la mayoría, la oposición tiene la primera opción  de sacar más votos que el gobierno si aprovecha la actual crisis socioeconómica que vive el venezolano común, sin embargo, el gobierno no es inocente también tiene respuestas populistas porque cuenta con muchos recursos, vamos a ver un gobierno gastando dinero y esa plata tiene impacto psicológico al momento de sufragar el venidero 8 de Diciembre.

En síntesis, el reto que tiene Capriles y la MUD es convencer a la gente que si se repite el comportamiento del pasado 14 de Abril es viable lograr la mitad de las 335 alcaldías y tal vez más, el principal desafío que tiene Maduro es cuando los venezolanos vayan a votar no se acuerden de su gestión sino de Chávez, esta estrategia queda al descubierto en su  tarjeta electoral para elegir alcaldes y concejales.

 

Director de la consultora Hernández Hercon

marcoshernándezlópez@gmail.com

Síguenos en Twitter: @Hercon44